Tamaño original Tamaño original Co|Prom|Beauty Week|1|728x90
*Publicidad valida únicamente para Colombia.



ACCIÓN 13 Noticias al Minuto...

Servicio Independiente de Noticias para Colombia y el mundo
Desde 1996, Defendiendo la libertad de expresión




Resumen de Noticias

Los espejos que flotan sobre aquellos gobiernos “políticamente incorrectos”
La ofensiva de la ultraderecha colombiana tras la victoria electoral de Juan Manuel Santos
La paz ofende a muchos porque no es rentable económicamente

Bogotá D.C., Junio 16 de 2014. Sala de Redacción. Con una diferencia de 910.049 votos, el candidato de la centro derecha y actual Presidente de Colombia, Juan Manuel Santos Calderón, logró imponerse sobre el candidato de la ultra derecha radical, Oscar Iván Zuluaga, en la segunda vuelta electoral por la Presidencia de Colombia. Zuluaga, reconoció su derrota diciendo que "Perdimos con altura, con entereza", pero su jefe político y mentor, el ex Presidente y actual senador, Álvaro Uribe Vélez, se salió de los papeles y lanzó una feroz diatriba contra su antiguo amigo, Juan Manuel Santos Calderón, evidenciando una peligrosa tendencia revanchista que en otros escenarios históricos han lanzado países enteros a los abismos de la autodestrucción.



El deligation mexicano nombra Fernando Maximiliano de Austria como emperador de México (1864)

“Aunque la prensa de Bogotá guarda silencio absoluto sobre las tensiones que existen entre JM Santos y las Fuerzas Armadas, ese fenómeno ya es inocultable. La bronca surge desde que Santos decidió abrir unas negociaciones “de paz” muy opacas con las Farc en La Habana, en octubre de 2012, bajo el patrocinio de las dictaduras de Cuba y Venezuela. Nadie le había pedido a Santos que abriera diálogos con el narcoterrorismo, pues su mandato era para que continuara, por el contrario, la obra de aniquilamiento de éste y de restauración de la seguridad, iniciada con gran éxito por su antecesor, el presidente Álvaro Uribe Vélez (2002-2010)”, es un aparte de una columna escrita por el periodista y escritor bogotano radicado en Paris, Eduardo Mackenzie, inocultable partidario del ideario político de la extrema ultraderecha liderada por el polémico Álvaro Uribe Vélez, quien fuere Presidente de Colombia, por largos ocho años, en los que el país estuvo al borde de la guerra con Ecuador y Venezuela, y se “rajo” en materia de derechos humanos por temas como ejecuciones extrajudiciales, interceptaciones ilegales y varios crímenes más en contra de los opositores del gobierno.

La citada columna aparece publicada en el sitio Web oficial de Álvaro Uribe Vélez, quien a la sazón, unas pocas horas después de conocerse que su candidato Oscar Iván Zuluaga, había perdido las elecciones presidenciales por poco menos de un millón de votos ante Juan Manuel Santos, le dijo a los medios de comunicación que "El Gobierno Santos impulsó la mayor corrupción de la historia caracterizada por abuso de poder, compra de votos, oferta de dineros del Gobierno a alcaldes y gobernadores para forzarlos a intervenir ilegalmente en la campaña", y agregó que se habían producido durante la campaña presidencial colombiana de 2014, "amenazas de masacres e intimidaciones por parte de grupos terroristas como las FARC y las banda criminales a los electores de (Óscar Iván) Zuluaga", el candidato uribista, y sin empacho alguno acusó a Juan Manuel Santos Calderón de haber permitido esos actos electorales irregulares.

Uribe Vélez, dijo que en las elecciones presidenciales se ejerció "Presión violenta de grupos terroristas sobre los electores para que votaran por el presidente-candidato y omisión del presidente Santos para desautorizar la acción terrorista en su favor", y puntualizó que "Debemos levantarnos en contra de la pedagogía del miedo convertida en política que pretende que la compra de votos sea institución nacional".

Con esas palabras, el principal promotor de la reelección presidencial en Colombia, Álvaro Uribe Vélez, cuyas campañas presidenciales y por una reforma constitucional que le permitiera un malogrado tercer periodo presidencial, estuvieron rodeadas de acusaciones de corrupción y de injerencia de grupos paramilitares de extrema derecha vinculados al narcotráfico, anunció lo que sería una nueva escalada en la “guerra” sucia política que, hace pocas horas llevó a la ex actriz Lina Luna Rodríguez, esposa del hacker Andrés Fernando Sepúlveda, al bunker de la Fiscalía General de la Nación, donde los investigadores a cargo del caso le interrogaron sobre si ella conocía de las actividades de espionaje informático en las que supuestamente incurrió su compañero sentimental al interceptar comunicaciones de los negociadores de la paz entre el gobierno de Santos Calderón y el grupo insurgente FARC, que se desarrollan desde hace varios meses en La Habana, y que buscan poner fin a la última etapa del largo conflicto político y social colombiano y que tratándose de la guerra con las FARC, ya cumplió cincuenta años de existencia.


Andrés Fernando Sepúlveda, fue capturado el miércoles 07 de mayo de 2014, al norte de Bogotá, la capital colombiana, y acusado de llevar a cabo interceptaciones ilícitas en contra del Proceso de Paz que se desarrolla en La Habana, las cuales incluirían no solo haber interceptado los correos electrónicos del jefe de prensa de las FARC, (alias Tomás), dos periodistas cubanos, un correo institucional del Gobierno colombiano y, el del propio presidente de Colombia, Juan Manuel Santos. En las tareas de espionaje también habrían participado el español Rafael Revert y el ecuatoriano Daniel Bajaña, ambos convertidos luego en principales testigos de lo ocurrido.

Ahora bien, lo que se sumó a los ya escandalosos hechos, es que Sepúlveda, adelantó sus actividades de espionaje mientras trabajaba en la campaña presidencial del ahora derrotado candidato del ultraderechista movimiento Centro Democrático, Óscar Iván Zuluaga, quien aparecería personalmente en un polémico video grabado por
Rafael Revert, donde se le ve hablando con Andrés Fernando Sepúlveda, en la sala de computación desde donde se habría desarrollado la campaña de espionaje electrónico a la Habana, y que según la Fiscalía colombiana, tras realizar el respectivo análisis técnico por parte de expertos del CTI se concluyó que el video "es original y no presenta alteración alguna".



(Foto archivo de ACCIÓN 13)

Las interceptaciones adelantadas por Andrés Fernando Sepúlveda, fueron descubiertas en plena campaña electoral y motivaron virulentos ataques entre los candidatos Santos Calderón y Oscar Iván Zuluaga, y se sumarian a otro episodio similar, el de la denominada “Operación Andrómeda”, que se desarrollaba en una casa en la Diagonal 53 C con Transversal 22 A, barrio Galerías, de Bogotá, a pocas calles de ACCIÓN 13 Noticias, y que sería operada por una célula clandestina del ejército colombiano que también habría espiado a los negociadores de la Habana, y a representantes de la izquierda y de la oposición y al propio Presidente Juan Manuel Santos.

Ahora bien, este último hecho nos lleva al primero, al supuesto distanciamiento entre el ejército y el Presidente Santos, mencionado por la columna de Eduardo Mackenzie, publicada en el sitio Web oficial de Uribe Vélez, y en http://www.contextoganadero.com/, la de los ganaderos colombianos, y que motivó la adhesión de la reserva activa y los militares retirados del Ejército de Colombia, a la campaña de Oscar Iván Zuluaga, “indignados” por las pláticas de paz con las FARC, mismas que el general (r), ex comandante del ejército y ex candidato presidencial Harold Bedoya Pizarro, llamó “lo más afrentoso para un militar”.

Ahora bien, si el proceso de paz con el grupo insurgente izquierdista FARC, ha levantado ampolla en los sectores militares más radicales, también lo ha hecho la cascada de investigaciones y condenas que la justicia colombiana ha adelantado e impuesto a militares acusados de diversos crímenes de violación de derechos humanos en alianza con los tenebrosos grupos paramilitares de extrema derecha hoy convertidos en las no menos siniestras BACRIM, tras un proceso defectuoso de desmovilización llevado a cabo durante el gobierno de Uribe Vélez.

En ese sentido, por ejemplo, hay que recordar como hace muy pocos días la sala Penal de la Corte Suprema de Justicia ratificó la sentencia condenatoria de 37 años de prisión proferida en contra del general en retiro del Ejército Nacional, Jaime Humberto Uscátegui, por haber incurrido en omisión impropia de los homicidios agravados y secuestros simples durante la masacre de Mapiripán (Meta), ocurrida entre el 15 y el 20 de julio de 1997, y que costó la vida de un número no determinado de ciudadanos en manos de las autodenominadas Autodefensas Campesinas de Córdoba y Urabá (Accu), que atravesaron el país desde Urabá en dos aviones, uno de los cuales fue usado en varias operaciones logísticas del Ejército.

La Corte señaló que la condena al alto ex oficial y antiguo comandante de la VII Brigada del Ejército, se origina "porque incumplió el deber de protección a la población civil pese a tener la posición de garante institucional que le asigna la Constitución Política a los miembros de la Fuerza Pública". En el caso de Uscátegui, la Corte descartó que el militar haya sido aliado de los paramilitares que cometieron la masacre.

En ese luctuoso y horrísono episodio de la “historia sombría de Colombia”, y según declaró ante la justicia Salvatore Mancuso, máximo jefe de las Autodefensas Unidas de Colombia hoy desmovilizado y sometido a un proceso de paz, los grupos paramilitares habrían sido favorecidos por la complicidad del ejército, la policía, algunos habitantes y funcionarios públicos y de asesores norteamericanos en el área que era considerada como 'santuario' de las Farc en el oriente del país. Uscátegui, fue condenado por la justicia por, al parecer, por no haber tomado las medidas pertinentes para evitar el accionar de los grupos paramilitares que, realizaron la masacre de civiles a los que señalaron de ser presuntos auxiliadores de la guerrilla izquierdista.

En el 2005 la Corte Interamericana condenó al Estado colombiano por ese hecho y ordenó el pago de indemnizaciones a veinte familias. Algunas de ellas, se demostraría después, eran falsas víctimas.

Pero aparte del tema de los varios militares condenados por aberrantes casos de violaciones de Derechos Humanos o de los diálogos de Paz de la Habana, con quienes han sido los tradicionales enemigos y adversarios durante los últimos 50 años, las FARC, el ejército de Colombia, o al menos sus sectores ultraderechistas más radicales también se han mostrado en desacuerdo con algunas de la propuestas hechas por Juan Manuel Santos Calderón, como la de la posibilidad de la creación del Ministerio de Seguridad Ciudadana que estaría en cabeza del ex director de la Policía, general en retiro Óscar Naranjo, por cuanto, según expresaron voceros de la mesa de trabajo permanente de distintas asociaciones que conforman el Cuerpo de Oficiales de la Reserva Activa de las Fuerzas Militares y de la Policía Nacional, esta decisión anunciada “sin oír y mucho menos tener en cuenta los reiterativos argumentos expuestos por la reserva activa de la Fuerza Pública, en distintos documentos y diferentes ocasiones”, afectaría negativamente el buen desempeño, el logro de sus objetivos y su razón de ser de la Policía Nacional, por cuanto busca “sustraer a la Policía Nacional del Ministerio de Defensa, del cual ha formado parte desde 1.953, con visibles y comprobables éxitos y buenos resultados, para beneficio de Colombia y de su comunidad”.

Otra polémica propuesta de Santos Calderón, realizada también al calor del debate electoral, fue la abolición del servicio militar obligatorio en Colombia, y que defendió diciendo que “He sido defensor y promotor del bienestar de las fuerzas. Lo que está haciendo la extrema derecha es tergiversar las cosas. Sus hijos y los hijos de sus amigos nunca han prestado servicio militar”, y explicó su propuesta de eliminar el servicio militar obligatorio, una vez se firme la paz, ya que “no es justo que quienes pongan los hijos para la guerra sean las familias más pobres de Colombia".

“Lo que voy a hacer es que el servicio militar obligatorio lo convierto en un servicio social para todos los colombianos. No importa el estrato. Eso lo vamos a implementar, después de que terminemos este conflicto”, indicó al precisar que ese servicio social se realizaría en las zonas más deprimidas del país. “Este sería un factor de igualdad porque pondríamos a todos los estratos a trabajar”, dijo el Presidente de la República, ayer reelegido.

Ahora bien, la preocupación exhibida por la cúpula militar en el retiro, y probablemente por un sector de la activa, se basa también en que las propuestas del Presidente Santos, especialmente si se logra la paz, significa reducción del gasto militar.

Aproximadamente $13,8 millones, de pesos es el salario de un general, y de ahí aumenta hasta que se tiene que un brigadier general devenga 96,9% del sueldo básico del anterior más las primas que le apliquen, su pensión también se liquida sobre ese monto, al punto que el Estado colombiano debe invertir en cada general por lo menos $1.888 millones del Presupuesto General de la Nación en solo su salario.

De acuerdo con el Ministerio de Defensa, $21.5 billones fueron destinados a 428.000 hombres de las Fuerzas Armadas, (265.707 de las Fuerzas Militares y 163.152 de la Policía). De esa cifra, la nómina de los uniformados retirados traspasa los $113.000 millones mensuales

Hace poco, ocho los generales fueron llamados a calificar servicios tras el escándalo de corrupción por irregularidades en contratos de las Fuerzas Militares que fue descubierto en una investigación interna que detectó 10 casos de irregularidades administrativas en contratos realizados. Parte de los fondos obtenidos irregularmente habrían sido destinados a “pagos a los subalternos presos con el fin de mantener su silencio” en investigaciones penales por cientos de asesinatos de civiles que posteriormente eran presentados como guerrilleros caídos en combate, conocidos en Colombia como “falsos positivos”.

Dentro de ese complejo contexto, las palabras del ex Presidente Álvaro Uribe Vélez, "Debemos levantarnos en contra de la pedagogía del miedo convertida en política que pretende que la compra de votos sea institución nacional", no deben echarse en saco roto.


La ambición y el odio que rompen el saco

El 15 de enero de 1858, asumió la Presidencia de México, Benito Pablo Juárez García, un abogado y político mexicano, de origen indígena zapoteca. Con una mente de avanzada para su época, este notable político mexicano introdujo varias reformas en su país como la Ley de Nacionalización de Bienes Eclesiásticos, la Ley de Matrimonio Civil, la Ley Orgánica de Registro Civil, el Decreto de secularización de cementerios, la Ley sobre libertad de cultos, y el Decreto de exclaustración de monjas y frailes, entre otras normas tendientes a la disminución del poder y la influencia de la iglesia católica y desarrollar a México, y que fueron conocidas como Leyes de Reforma.

Como consecuencia de esto, una comisión de personas relacionadas con el Partido Conservador de México y la Iglesia católica, a disgusto con las políticas liberales y seculares del gobierno de Juárez y la Constitución de 1857 acudió en 1863 al Castillo de Miramar, en Trieste, residencia de Fernando Maximiliano de Habsburgo y su esposa, Carlota de Bélgica.

La comisión iba encabezada por José María Gutiérrez de Estrada, y estaba integrada por Juan Nepomuceno Almonte (hijo natural del cura José María Morelos y Pavón), Francisco Javier Miranda y don José Manuel Hidalgo Esnaurrízar.

La comisión de conservadores, equivalentes a la derecha actual, ofreció la corona de lo que sería el Segundo Imperio mexicano a Maximiliano II, y logró el apoyo de Napoleón III de Francia, para invadir México, derrocar al “hereje” Benito Juárez y establecer el Imperio y derogar las leyes reformistas.

Tras una larga guerra que ocasionó la muerte y la destrucción en México, Juárez logró expulsar a los invasores y fusiló a Maximiliano y sus colaboradores, pero esa aventura desleal de los conservadores de su tiempo demostró cuales pueden ser las consecuencias del odio político ciego sumado a los interés económicos y políticos.

Con información de: http://www.infobae.com/, http://www.eluniversal.com.co/, http://www.contextoganadero.com/columna/santos-y-el-malestar-militar-en-colombia, http://www.rcnradio.com/noticias/militares-retirados-se-suman-zuluaga-por-indignacion-los-dialogos-de-paz-141200, http://www.alvarouribevelez.com.co/es/content/santos-y-el-malestar-militar-en-colombia, http://es.wikipedia.org/wiki/Masacre_de_Mapirip%C3%A1n, http://www.wradio.com.co/, http://www.eltiempo.com/, http://www.larepublica.co/, http://www.elcolombiano.com/, http://www.elespectador.com/, http://www.elheraldo.co/, http://www.vanguardia.com/, http://www.urnadecristal.gov.co/, http://es.wikipedia.org/.




Si usted encuentra un error en este artículo o cualquier otro contenido publicado, por favor háganoslo saber al correo accion13ong@gmail.com, igualmente, si usted vive en una ciudad donde se está desarrollando la noticia, por favor envíenos sus comentarios al respecto. Usted también es un reportero y puede escribir la historia.



Licencia Creative Commons
Esta obra de ACCIÓN 13 Noticias está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Basada en una obra de ACCIÓN 13 Noticias.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse haciendo click en este link.


Aviso Legal: Todas las fotos contenidas en este sitio pertenecen a sus autores, excepto cuando se indique lo contrario. Se utilizan con el único propósito de ser una ayuda visual para transmitir o reforzar el contenido de la nota al lector y con fines informativos o culturales. Ninguna de las imágenes están destinadas a fines comerciales o de lucro, y las que resultaren propiedad de ACCIÓN 13 Noticias, se publican bajo la figura de Creative Commons, pudiendo ser distribuidas en forma totalmente gratuita y libre pero indicando su fuente. Si tiene alguna objeción o reclamo por la publicación de una imagen, por favor avísenos a accion13ong@gmail.com y esta será eliminada. Los editoriales y blogs publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores y no reflejan necesariamente la forma de pensar de ACCIÓN 13 Noticias o de la Fundación ACCIÓN 13. La publicidad contenida en este sitio sirve para financiar la misma página por cuanto ACCIÓN 13 Noticias, es propiedad de la Fundación para el Desarrollo Comunitario ACCIÓN 13, una entidad Sin Ánimo de Lucro, y en cumplimiento de la Constitución y las leyes de Colombia, así como de sus propios estatutos, no puede repartir “ganancias” o “excedentes” si los hubiere dado que estos deben ser reinvertidos en la propia Institución. Pagamos impuestos en la República de Colombia, lo cual incluye IVA, Impuesto de industria y comercio ICA, y Retención en la Fuente.


Palabras clave: новости, News, Noticias








Si desea consultar algún artículo o tema publicado con anterioridad en ACCIÓN 13 Noticias puede buscarlo directamente con la tecnología de Google

Loading




Para regresar haga click en este link:


FUNDACIÓN PARA EL DESARROLLO COMUNITARIO
ACCIÓN 13


NIT.830.048.747-1, Registro Cámara de Comercio de Bogotá S0008542. Dirección: Carrera 27 A # 53 - 06 Oficina 403, Edificio Orbicentro No. 1, barrio Galerías, Localidad 13 de Teusaquillo. Teléfonos: 57 + 1+ 7495316 – 57+ 1 + 5405643, Código Postal: 111311 - Bogotá D.C., Colombia, Sur América.
E-Mail. accion13ong@gmail.com