Tamaño original Tamaño original Todos somos México. México representa la dignidad latinoamericana, apoyémoslo Co|Prom|Outlet|1|728x90
*Publicidad valida solo para Colombia



ACCIÓN 13 Noticias al Minuto...

Servicio Independiente de Noticias para Colombia y el mundo
Desde 1996, Defendiendo la libertad de expresión




Resumen de Noticias

Cuando un reality termina en tragedia…
Hombre mató a su novia tras que ella confesará polémicas verdades en un concurso de TV
La suma entre machismo homicida y el amarillismo de los reality

Bogotá D.C., Septiembre 25 de 2012. Sala de Redacción. Ruth Thalía Sayas Sánchez, de 19 años, buscaba ganarse el premio de S/. 50,000.00 (cincuenta mil nuevos soles), que ofrece el reality peruano “El Valor de la Verdad”, pero nunca se imaginó que su verdad le costaría la vida. Día a día las programadoras de televisión ganan millones en pautas publicitarias a costa del ridículo o de la intimidad y dignidad de personas que como la infortunada Ruth Thalía, ven en los reality la oportunidad de salir de la pobreza o el anonimato, en el caso de la joven peruana, a este perverso mercado de la vida humana, se suma la atroz mentalidad de un feminicida.



Una escena del programa “El Valor de la Verdad”, cuando su conductor Humberto Martín “Beto” Ortíz Pajuelo, interrogaba a la concursante Ruth Thalía Sayas Sánchez, el 7 de julio de 2012 durante el estreno del reality. (Foto captura)

Cuando Ruth Thalia, oriunda de Acobamba, en Huancavelica, vio los comerciales promocionales del nuevo reality de Frecuencia Latina, “El valor de la verdad”, basado en el formato creado para la televisión norteamericana por Howard Schultz con el nombre de Nothing but the Truth, decidió presentarse. La joven diría después que más que ganarse el premio de S/. 50,000.00, (U$19.274,5), deseaba “quitarse un peso de encima”.

Eran las 11:00 P.M., locales, del sábado 07 de julio de 2012, en el estudio se encontraban sus padres, Vilma Rosario Sánchez Rojas, de 41 años y Leoncio Sayas Antezana y su novio, Bryan Romero Leiva. Ruth Thalia, era la primera concursante que se enfrentaría al polígrafo mientras el conductor del programa, el popular Beto Ortíz, le formulaba preguntas a las que ella debía responder con la verdad, cualquier mentira la eliminaría. Las preguntas iban subiendo de tono mientras la joven luchaba con sus emociones y los gestos de sus familiares y novio se debatían entre el nerviosismo y la sorpresa ante cada nueva revelación.

Le preguntaron cosas que tocaban directamente con su ética, “¿Si a una persona se le caen mil soles se los devolverías?”, a lo que ella respondió con un rotundo “No”, enmarcado en una sonrisa.

Luego las preguntas entraron en el campo más personal, ¿Has tomado más de una vez la pastilla del día siguiente?”, a lo cual la joven tensionó su rostro mientras las cámaras mostraban alternativamente los rostros de su novio y de su madre, la joven finalmente respondió con un simple “Si”… nuevamente las cámaras mostraron el rostro de su madre…

A lo largo de tensos minutos, Ruth Thalia, terminó confesando que trabajaba como bailarina en un night club, (y no era empleada de un call center como le había dicho a sus familiares y novio), que tuvo sexo por dinero y se consideraba bisexual.

Por sus confesiones, Ruth Thalia obtuvo 15 mil nuevos soles, (U$5782,35), algo que tal vez no compensaría lo que sentirían sus familiares y novio al descubrir quién era ella realmente… “Más que el premio quise sacarme ese peso de encima. No lo hice en mi casa, porque sabía que me iban a botar (sus padres) y los hubiera perdido. Ahora quiero empezar de cero. Con Bryant (El novio), nos estamos dando un tiempo, él me ha dicho que no quiere herirme con sus palabras y yo estoy esperando”, diría luego en una entrevista que le hizo el programa “abre los ojos”. La joven afirmó también que había aceptado contar su verdad en la televisión nacional “para que me puedan ayudar a comprender. Mi mamá está mal”, dijo.

Ruth Thalia, fue enfática al afirmar que por sus declaraciones no debían juzgar a sus padres, por cuanto todos sus actos eran tan solo su responsabilidad, “Mi mamá no tiene la culpa, yo soy mayor de edad y asumo mis errores y, si quieren agarrarse con alguien, que sea conmigo no con mis padres, que vengan y me lo digan, que no escriban cosas en las redes sociales. Ahora, aparecen tíos, primos y solo salen para criticarme, son hipócritas. La verdad no estaba preparada para todo esto, pero ya lo hice”.

Pero las dimensiones de las reacciones a sus declaraciones no estaban ni remotamente al alcance de sus pensamientos.



Ruth Thalía Sayas Sánchez, (Foto captura)

La noche del martes 11 de septiembre fue la última vez que se le vio. Un compañero de la Universidad Peruana de Ciencias e Informática (UPCI), en Jesús María que la acompañó hasta el paradero del autobús, al salir de clases de contabilidad, diría que “Llegamos a la Plaza Bolognesi y antes de subir al micro (Chosicano) que la llevaría a su casa recibió una llamada a su celular”.

Esa llamada habría iniciado más o menos así, según el testigo: “¿Quién eres? ¡Ah ya, Bryan! Te has cambiado de número”, el resto de la conversación habría ocurrido a bordo del autobús.

La relación entre Ruth Thalia y su novio Bryan Romero Leiva, había terminado luego del programa de televisión, al parecer él no había aceptado de buen grado sus confesiones, especialmente aquella referente a haber tenido sexo por dinero, sin embargo, Bryan continuaba llamándola, algo que incomodaba a Ruth Thalia, según le habría comentado a su madre Vilma Rosario, quien dijo “Si algo le pasa a mi hija, sé quién es el responsable. No acostumbraba a desaparecerse, siempre comunicaba adónde iba”.

La angustia de los padres y familiares aumentaba a medida que pasaban las horas y nada se sabía de Ruth Thalia, incluso llegaron a hablar con Bryan Romero Leiva, quien les aseguró que ayudaría a buscarla. Detectives de la División de Personas Desaparecidas de la policía limeña también realizaban pesquisas para dar con el paradero de la primera concursante del “Valor de la Verdad”.

El pasado 22 de Septiembre la policía puso contra las cuerdas a Bryan Romero, quien terminó admitiendo que había matado a Ruth Thalia y la había enterrado en una humilde vivienda en las afueras de Lima.

“Las evidencias marcan que ha habido aparentemente un envenenamiento, luego la muerte que se ha producido y también el tratar de ocultar el cadáver”, dijo a los medios peruanos el fiscal de la Nación, José Peláez Bardales, y agregó que sí se demuestra que Bryan Romero incurrió en un caso de homicidio agravado se le impondría una pena de 35 años de prisión, pero si es un homicidio con agravante de robo correspondería cadena perpetua.



El homicida Bryan Romero Leiva, y su víctima Ruth Thalía Sayas, durante el programa “El Valor de la Verdad”, (Fotos captura)

Al parecer, Bryan Romero, el confeso homicida, declaró ante las autoridades que mató a Ruth Thalía Sayas, a golpes y ahorcándola y que antes de asesinar a su víctima la emborrachó y la drogó con un potente somnífero, porque esta no le entregó los mil 500 soles que le prometió por su participación en “El Valor de la Verdad”, y porque sintió vergüenza debido a las revelaciones de la joven, en especial cuando la infortunada joven aceptó ante las cámaras que tuvo relaciones sexuales con otros hombres por lo que se sintió humillado por haber quedado como un hombre engañado ante todo el país. Luego la llevó al terreno ubicado en la Mz. L, lote 2 de la comunidad campesina Viñas de Media Luna, en Jicamarca, con ayuda de su tío Redy Leiva Cerrón, y allí enterró el cadáver en un hoyo de cuatro metros de profundidad.

Beto Ortiz, defendió el programa que conduce y afirmó que “Estamos consternados, horrorizados por lo ocurrido y lo único que podemos hacer es extender un abrazo de condolencias a la familia y decirles que estamos aquí con las puertas abiertas para ellos y para que se investigue hasta las últimas consecuencias”, agregando que “Han querido convertir el programa en origen del crimen y eso es algo que rechazamos porque no existe relación entre un evento y otro (…) Hemos visto cómo se está intentando quitarle la culpa al asesino y dársela a un programa de televisión. El asesino es Bryan Romero y el cómplice es su tío que estuvo manipulándolo todo el tiempo”.

Según Beto Ortiz, Romero le había pedido dinero a la producción y que al no querer dárselo se paseó por diversas redacciones, afirmando así que el móvil del asesinato fue “que confesara la clave de su tarjeta de ahorros”.

El periodista y conductor peruano enfatizó que “A los que están diciendo que el crimen ha sido una reacción despechada de un enamorado dolido le están haciendo un favor al asesino. Ese no es el móvil, no es un crimen pasional de un adolescente enamorado y hasta el momento no se conoce cuál es la naturaleza de la relación que existía entre ambos”.

Finalizó diciendo que “No me sorprende la mezquindad y política de trinchera para irse todos encima de uno, es típico en el Perú y no nos va a amedrentar. El público se da cuenta de lo que está pasando y todos aquellos que salen a decir que la muerte es culpa de un programa están defendiendo sus frejoles y aceptando lo que el dueño les dice que haga. Nosotros no vamos a entrar en esa competencia”.

Como triste dato final tenemos que la joven Ruth Thalia no alcanzó a retirar el dinero que ganó en el concurso el cual aún permanece en su cuenta del Banco de Crédito.



Reality colombiano “Gran Hermano” del canal de televisión City TV, (Foto captura)

Es indudable que el monstruoso acto es única y exclusivamente responsabilidad del criminal, en este caso Bryan Romero Leiva, que movido por el machismo o la codicia por el premio que obtuvo Ruth Thalia, la mató, pero hay otra verdad que no se debe ocultar: Las grandes programadoras de televisión se lucran con la intimidad expuesta de personas que se someten a sus concursos.

En Colombia, recientemente se vivió el caso de Oscar Naranjo, uno de los participantes del polémico Reality de RCN “Protagonistas de Nuestra Tele”, quien debió ser llevado a un hospital tras una crisis de nervios sufrida durante el concurso.

Pero otro caso que explota el morbo de los televidentes es el del Reality colombiano de City TV, “Gran Hermano”, en el cual se ha observado recientemente como la producción incita permanentemente a los participantes a realizar actos eróticos y a perder el control en medio del suministro de bebidas alcohólicas.

Posteriormente, se solazan en mostrar una y otra vez las escenas más polémicas disfrazándolo como un panel con expertos, pero claramente tratando de elevar el rating.

En uno de los últimos episodios, tras una fiesta hot, Juan Sebastián Duque, quien había declarado públicamente que tenía una relación de dos años con su novia, terminó en la cama con otra concursante, Diana Patricia Hernández, una modelo de 27 años, situación que fue explotada por la producción, al igual que ocurrió semanas atrás con el concursante Rafael Antonio Santamaría, el cual, tras sostener que nunca dejaría a su novia, terminó enredado en una relación con su compañera Aura María Duran, en lo que podría tratarse de una estrategia urdida por Santamaría para sostenerse en el reality.

Pero el caso de Santamaría se salió de control tras su eliminación cuando fue llevado a un panel en el que se expuso ante los televidentes al ser acusado por una ex pareja de haberla golpeado, y luego, en una llamada telefónica otra mujer lo señaló también de agredir a su novia y de haber tenido una relación de infidelidad con ella. Luego otra mujer, presente en el set, lo acusó de haberle estafado 15 millones de pesos. Todo el episodio fue presentado como una denuncia contra el maltrato a la mujer.

Si bien es cierto que casos como el de la joven peruana Ruth Thalía Sayas Sánchez, son producto de una sociedad machista y de hombres retorcidos como su asesino, también es cierto que los reality sacan a flote los más obscuros y perversos sentimientos humanos ante el solaz de los televidentes y la codicia de las programadoras de televisión.

Con información de: granhermano.com.co, rpp.com.pe, http://es.exchange-rates.org, Wikipedia, larepublica.pe, http://peru21.pe, http://trome.pe, http://elcomercio.pe, americatv.com.pe.

Enlaces relacionados:

Caso de Oscar Naranjo, otra víctima de los Reality.

Arg|Salud y Cuidado Personal|Perfumes|1|300x250 Arg|Prom|Celulares|1|300x250
*Publicidad valida solo en la República Argentina.



Si desea consultar algún artículo o tema publicado con anterioridad en ACCIÓN 13 Noticias puede buscarlo directamente con la tecnología de Google:

Loading












Si usted encuentra un error en este artículo o cualquier otro contenido publicado, por favor háganoslo saber al correo accion13ong@gmail.com, igualmente, si usted vive en una ciudad donde se está desarrollando la noticia, por favor envíenos sus comentarios al respecto. Usted también es un reportero y puede escribir la historia.



Licencia Creative Commons
Esta obra de ACCIÓN 13 Noticias está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Basada en una obra de ACCIÓN 13 Noticias.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse haciendo click en este link.


Aviso Legal: Todas las fotos contenidas en este sitio pertenecen a sus autores, excepto cuando se indique lo contrario. Se utilizan con el único propósito de ser una ayuda visual para transmitir o reforzar el contenido de la nota al lector y con fines informativos o culturales. Ninguna de las imágenes están destinadas a fines comerciales o de lucro, y las que resultaren propiedad de ACCIÓN 13 Noticias, se publican bajo la figura de Creative Commons, pudiendo ser distribuidas en forma totalmente gratuita y libre pero indicando su fuente. Si tiene alguna objeción o reclamo por la publicación de una imagen, por favor avísenos a accion13ong@gmail.com y esta será eliminada. Los editoriales y blogs publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores y no reflejan necesariamente la forma de pensar de ACCIÓN 13 Noticias o de la Fundación ACCIÓN 13. La publicidad contenida en este sitio sirve para financiar la misma página por cuanto ACCIÓN 13 Noticias, es propiedad de la Fundación para el Desarrollo Comunitario ACCIÓN 13, una entidad Sin Ánimo de Lucro, y en cumplimiento de la Constitución y las leyes de Colombia, así como de sus propios estatutos, no puede repartir “ganancias” o “excedentes” si los hubiere dado que estos deben ser reinvertidos en la propia Institución. Pagamos impuestos en la República de Colombia, lo cual incluye IVA, Impuesto de industria y comercio ICA, y Retención en la Fuente.


Palabras clave: новости, News, Noticias

Para regresar haga click en este link:


FUNDACIÓN PARA EL DESARROLLO COMUNITARIO
ACCIÓN 13


NIT.830.048.747-1, Registro Cámara de Comercio de Bogotá S0008542. Dirección: Carrera 27 A # 53 - 06 Oficina 403, Edificio Orbicentro No. 1, barrio Galerías, Localidad 13 de Teusaquillo. Teléfonos: 57 + 1+ 7495316 – 57+ 1 + 5405643, Código Postal: 111311 - Bogotá D.C., Colombia, Sur América.
E-Mail. accion13ong@gmail.com


ThanksToon ACCIÓN 13