Tamaño original Tamaño original
*Publicidad valida solo para la República Argentina

ACCIÓN 13 Noticias al Minuto...

Servicio Independiente de Noticias para Colombia y el mundo
Desde 1996, Defendiendo la libertad de expresión



Resumen de Noticias

Se trataría del padre de una compañera del colegio
Caso Ludmila Di Ventura: Arrestan a un jardinero y lo acusan del secuestro
Víctor Jorge Grados Vilca, de 45 años la habría seducido a través de Facebook

Aún continúa desaparecida la joven Paola Gisela Gutiérrez, desde el 19 de julio en el barrio La Favorita, de la ciudad de Mendoza. Se le busca angustiosamente.

Bogotá D.C., Agosto 21 de 2015. Sala de Redacción de ACCIÓN 13 Noticias. El caso de la desaparición de la adolescente Ludmila Di Ventura, quien regresó a su hogar en Tortuguitas el pasado miércoles, está adquiriendo dimensiones más complejas al conocerse que un hombre de 45 años la habría seducido a través de Facebook, manteniéndola en su poder por 7 días tras convencerla de huir con él. Cinco meses tardó Víctor Jorge Grados Vilca, en convencer a la chica de 15 años de huir con él, llevándola hasta una pensión de Garín donde la retuvo hasta el 19 de julio cuando la devolvió a su casa En Tortuguitas, en lo que sería otro caso más de los peligros ocultos en las Redes para los niños, niñas y adolescentes.

Ludmila-Di-Ventura,-habría-sido-engañada-por-un-jardinero-de-45-años-para-inducirla-a-huir-de-su-casa-con-él

Las fotos de Ludmila, han sido alteradas digitalmente para ocultar su identidad por tratarse de una menor de edad víctima de un delito. Lamentablemente otros medios no han adoptado la misma política editorial y las imágenes de la chica circulan actualmente por Internet, afectando gravemente sus derechos y los de su familia. Foto composición captura de Internet.

Tras una semana de permanecer desaparecida, Ludmila Di Ventura, la chica de 15 años que huyó de su casa en el barrio De Vicenzo, en la localidad de Tortuguitas, al centro-norte del Gran Buenos Aires, finalmente llegó a su casa el día miércoles 19 de agosto alrededor de las 18 horas, tras bajarse de lo que inicialmente se dijo sería un automóvil plateado cerca de la vivienda. Luego se aclararía que se trataba de un remís, (automóvil de alquiler).

La chica había asistido a clases en el tercer grado del Colegio Parroquial Nuestra Señora de Fátima en Almirante Brown 3200 ese miércoles 12 de agosto, mientras sus padres Mario Di Ventura e Isabel Ponce, se encontraban en capital federal.

Posteriormente salió del Colegio Parroquial, en compañía de la madre de una compañera y abordó el tren a las 13,30 horas, dirigiéndose a la estación de tren Manuel Alberti, y en medio del trayecto le envió a su madre un mensaje de texto donde le decía “Mamá, ya estoy yendo”.

Las cámaras de seguridad la captaron cuando se bajó del tren y caminaba normalmente mientras hablaba con una compañera y cruza para tomar el colectivo. Serían las últimas imágenes que se tendrían de ella.

Luego entraría a su casa en el barrio De Vicenzo, tomaría una valija y algunas pertenencias y dejaría una misteriosa nota manuscrita donde les diría a sus padres "Me voy por un tiempo, no me busquen porque no me van a encontrar".

Desde el principio, la familia de Ludmila dudaría que la misiva hubiese sido escrita voluntariamente por la jovencita y señalaron que ésta habría sido raptada por alguien que la había obligado a escribir la carta. En apoyo a su hipótesis de un secuestro, Mario e Isabel, los atribulados padres, así como Romina y Natalia, las hermanas de Ludmila, apuntarían a que la chica había dejado tras sí, varios artículos personales de los que no solía apartarse. Además indicaron que la jovencita estaba entusiasmada por su fiesta de quince años aplazada para octubre próximo.

Tanto las directivas del Colegio Parroquial Nuestra Señora de Fátima, como sus familiares observaron que Ludmila tenía buen desempeño escolar y que no había presentado comportamientos inusuales.

A partir de allí, tras formular la denuncia correspondiente por su desaparición, los familiares concurrieron a los medios relatando su historia y clamando por la aparición de su hija y hermanas.

Mientras su imagen tierna y sonriente recorría las amplitudes de la Internet, acompañada de mensajes denunciando su desaparición y pidiendo solidaridad para encontrarla, los familiares contarían que una amiga de Ludmila les había revelado que la chica sostenía una relación con un hombre llamado Rodolfo, a quien nadie conocía y desconociéndose si era un adulto o no.

La hipótesis del secuestro tomó fuerza cuando Romina Di Ventura, la hermana de Ludmila, informó haber recibido una extraña llamada desde un número privado en la que una voz de hombre le dijo “que pararan con la movida que estaban haciendo porque ella estaba bien”.

Entonces, el miércoles 19 de agosto, cuando se cumplían siete días de su misteriosa desaparición, siendo las 18 horas, Mario Di Ventura, salió casualmente de su casa en momentos en que Ludmila bajaba de un remís, cerca de la vivienda.

Tan pronto la chica vio a su padre, corrió hacia él y lo abrazó. La chica no tendría lesiones físicas aparentes, aunque "Está bajoneada, pero la llevaron al médico y está bien, no fue golpeada", contarían sus familiares. Mario Di Ventura agregaría que Ludmila "fue forzada" a no volver a su casa.

Romina diría que "Lo único que puedo decir es que la están investigando sobre todo lo que paso. Les agradezco a todos los que estuvieron con nosotros, los que nos ayudaron a difundir a Ludmi. No puedo dar más datos. Ella está bien, la vemos bien. Lloramos todos, voy a comunicar los datos que tenga para que no le pase a ninguna otra chica".

DNI-peruano-de-Víctor-Jorge-Vilca

DNI peruano de Víctor Jorge Grados Vilca, nacido el 09 de marzo de 1970. Foto fuente http://www.elintransigente.com/.

Tras que Ludmila, declarará ante la Fiscalía especializada en Trata y Violencia de Género de San Isidro, y aún esperando conocerse si lo haría ante una psicóloga y en Cámara Gesell, el fiscal general adjunto de San Isidro Eduardo Marcelo Vaiani, ordenó la captura de Víctor Jorge Grados Vilca, un ciudadano de nacionalidad peruana, de 45 años de edad y quien fungía como jardinero en un country de Escobar, acusándolo de abuso sexual, corrupción de menores y privación ilegal de la libertad.

Según ha trascendido, Víctor Jorge Grados Vilca, tiene una hija de la misma edad que Ludmila, y quien estudió en el Colegio Parroquial Nuestra Señora de Fátima.



Renault Fluence, similar al que se cree que empleó el hoy detenido, Víctor Jorge Grados Vilca, para recoger a la salida del colegio a Ludmila Di Ventura. Foto Charles01.

Grados Vilca, habría usado un perfil falso en la Red Social Facebook, bajo el nombre de "Rodo" o Rodolfo y decía que tenía 25 años, usando los contactos de su hija para chatear con sus potenciales víctimas. Mediante esa artimaña logró hacerse amigo de Ludmila. Por cinco meses se habría concentrado en seducir a la adolescente, le hacía obsequios, entre estos un celular y además la recogía a la salida del colegio y le daba paseos en su auto, un Renault Fluence negro.

Al parecer, en circunstancias que aún se están estableciendo, ese 12 de agosto, Víctor Jorge Grados Vilca, habría convencido a Ludmila, de irse con él, y habría llevado a la chica hasta una pensión ubicada en la localidad de Garín en el partido de Escobar, situado en el Gran Buenos Aires, y colindante con el partido de Malvinas Argentinas, donde está la casa de los Di Ventura, en Tortuguitas. El sitio fue uno de los cinco allanados como parte de las investigaciones.

Grados Vilca habría mantenido a Ludmila, encerrada en la pensión por los siete días en que permaneció desaparecida. Durante todo ese tiempo el hombre y la chica habrían pasado por una pareja de novios, pese a la abismal diferencia de edades.

Luego la llevaría hasta su casa en Tortuguitas a bordo de un remís, conducido por un hombre llamado Rodrigo, y la dejaría en la esquina donde ese 19 de agosto se reencontraría con Mario Di Ventura, mientras el sospechoso de secuestro y abuso sexual huía en el vehículo.

El remisero, declararía ante los medios que recogió a la pareja compuesta por Víctor Jorge Grados Vilca, y Ludmila Di Ventura, a quienes creyó inicialmente padre e hija. La chica abordó el remís con la capucha de la remera subida sobre su cabeza, y el hombre le decía “contás conmigo”. Rodrigo también contaría que vio a Ludmila nerviosa y callada, que le pareció raro pero que la chica no estaba golpeada. Grados Vilca "Me dijo que era la novia. Que se estaban separando y que se iba del país. Yo le dije en chiste, 'si fuera vos me quedo a vivir acá'". Rodrigo también contaría que Grados le dio un beso en la boca a la chica al despedirse, explicó el remisero a quien la policía le llegó a la agencia de remís a media noche pidiéndole que fuese a declarar.

Las autoridades tienen como prueba dentro de la causa contra Grados Vilca, los registros de llamadas de los móviles entre el hombre y Ludmila.

Luego que dos hombres se presentaran ayer jueves 20 de agosto, en la DDI de San Isidro, arguyendo ser los abogados de Víctor Jorge Grados Vilca, para indagar por la causa abierta en su contra por "abuso sexual, corrupción de menores y privación ilegal de la libertad", las autoridades los siguieron hasta la calle donde se reunieron con el hombre. Arrestaron en ese momento a Grados Vilca.

Después que el extraño hombre fuera conducido para la práctica de experticias forenses, fue regresado en horas de la tarde de ayer a la DDI de San Isidro, momento aprovechado por algunos periodistas locales para acercársele e interrogarlo… Grados Vilca dijo a los periodistas que amaba a Ludmila, “La amo”, dijo.

Trascendidos de la investigación apuntan a que Víctor Jorge Grados Vilca, tenía como Modus Operandi, el abordar a las compañeras de su hija tratando de persuadirlas de tener menos edad y de entablar una relación con él, pero solo Ludmila habría caído en su trampa. También es de señalar que aunque se demostrarse que existió “consentimiento” por parte de Ludmila Di Ventura en la relación con Vilca, el hecho de ser menor de edad quita validez a ese consentimiento y por ende, en todo caso, Víctor Jorge Grados Vilca, afrontará cargos por abuso sexual en menor de edad.

El caso de Ludmila Di Ventura, se difunde en momentos en que se genera un debate en torno a las amenazas latentes en el uso de las Redes Sociales para los menores de edad, por cuanto ya son varios los casos de depredadores sexuales que usan esos mecanismos de comunicación digital para ubicar y atraer a sus víctimas a trampas como la que se usó contra Ludmila.

*(Esta nota fue actualizada el 21-08-15 a las 13:01 horas de Argentina, para ajustar su contenido a los nuevos datos que se han ido librando dentro de la causa.)

Con información de: http://www.sanjuan8.com/, http://www.diario26.com/, http://www.sanjuan8.com/, http://www.infobae.com/, http://tn.com.ar/, http://www.diarioveloz.com/, http://www.elintransigente.com/.

Enlaces y temas relacionados sugeridos por el editor:

Continúan buscando a Ludmila Di Ventura y a Paola Gisela Gutiérrez.


*Publicidad valida solo para Colombia.

Si desea consultar algún artículo o tema publicado con anterioridad en ACCIÓN 13 Noticias puede buscarlo directamente con la tecnología de Google:







Si usted encuentra un error en este artículo o cualquier otro contenido publicado, por favor háganoslo saber al correo accion13ong@gmail.com, igualmente, si usted vive en una ciudad donde se está desarrollando la noticia, por favor envíenos sus comentarios al respecto. Usted también es un reportero y puede escribir la historia.


Licencia Creative Commons
Esta obra de ACCIÓN 13 Noticias está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Basada en una obra de ACCIÓN 13 Noticias.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse haciendo click en este link.

Aviso Legal: Todas las fotos contenidas en este sitio pertenecen a sus autores, excepto cuando se indique lo contrario. Se utilizan con el único propósito de ser una ayuda visual para transmitir o reforzar el contenido de la nota al lector y con fines informativos o culturales. Ninguna de las imágenes están destinadas a fines comerciales o de lucro, y las que resultaren propiedad de ACCIÓN 13 Noticias, se publican bajo la figura de Creative Commons, pudiendo ser distribuidas en forma totalmente gratuita y libre pero indicando su fuente. Si tiene alguna objeción o reclamo por la publicación de una imagen, por favor avísenos a accion13ong@gmail.com y esta será eliminada. Los editoriales y blogs publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores y no reflejan necesariamente la forma de pensar de ACCIÓN 13 Noticias o de la Fundación ACCIÓN 13. La publicidad contenida en este sitio sirve para financiar la misma página por cuanto ACCIÓN 13 Noticias, es propiedad de la Fundación para el Desarrollo Comunitario ACCIÓN 13, una entidad Sin Ánimo de Lucro, y en cumplimiento de la Constitución y las leyes de Colombia, así como de sus propios estatutos, no puede repartir “ganancias” o “excedentes” si los hubiere dado que estos deben ser reinvertidos en la propia Institución. Pagamos impuestos en la República de Colombia, lo cual incluye IVA, Impuesto de industria y comercio ICA, y Retención en la Fuente.

Palabras clave: новости, News, Noticias

Para regresar haga click en este link:


FUNDACIÓN PARA EL DESARROLLO COMUNITARIO
ACCIÓN 13


NIT.830.048.747-1, Registro Cámara de Comercio de Bogotá S0008542. Dirección: Carrera 27 A # 53 - 06 Oficina 403, Edificio Orbicentro No. 1, barrio Galerías, Localidad 13 de Teusaquillo. Teléfonos: 57 + 1+ 7495316 – 57+ 1 + 5405643, Código Postal: 111311 - Bogotá D.C., Colombia, Sur América.
E-Mail. accion13ong@gmail.com


Nos sorprendemos contigo, Nos alegramos contigo, Nos preocupamos contigo, Nos entristecemos contigo, Nos enojamos por las mismas cosas que tú, protestamos, denunciamos, cantamos, reímos o somos curiosos igual que tú ACCIÓN 13 Noticias…estamos ahí contigo Las noticias contadas desde otro punto de vista