Tamaño original Tamaño original Co|Prom|Outlet|1|728x90
*Publicidad valida solo para Colombia



ACCIÓN 13 Noticias al Minuto...

Servicio Independiente de Noticias para Colombia y el mundo
Desde 1996, Defendiendo la libertad de expresión




Resumen de Noticias

Testamentos y cartas de soldados británicos fueron censuradas por “inapropiadas”
Ahora que Estados Unidos amenaza con desatar una nueva guerra, el mundo recuerda la Primera Guerra Mundial
En las guerras ganan los políticos, los empresarios, los banqueros y los generales y pierden los pueblos

Bogotá D.C., Septiembre 01 de 2013. Sala de Redacción. El diario británico The Guardian, dio a conocer como, tras 99 años, el gobierno inglés aceptó desclasificar las cartas y testamentos de sus soldados muertos durante la Primera Guerra Mundial, y que en su momento fueron censuradas por el gobierno de Londres por considerarlas “inapropiadas” para la moral de guerra y archivadas en absoluto secreto en Iron Mountain, un centro de almacenamiento de alta seguridad en las afueras de Birmingham, sin que los familiares de sus autores tuvieran derecho a saber de su existencia. Casi a cien años del estallido de una de las peores carnicerías del siglo XX, y ad portas a que Estados Unidos inicie una nueva guerra en el siglo XXI, al lanzar un ataque contra Siria, las palabras acalladas de los soldados que murieron absurdamente en la denominada Gran Guerra que pondría fin a todas las demás conflagraciones bélicas, se alzan como testimonio de los horrores vividos y del poco respeto que guardan los gobiernos por sus ciudadanos, incluso por aquellos que dieron su vida por sus escudos y estandartes enmohecidos.



Soldado caído en el frente, uno de los 9’906.000 que murieron en la Primera Guerra Mundial. (Foto por Ernst Friedrich, miembro del partido social demócrata en 1916 y miembro y organizador de movimientos anti- militaristas y anarquistas).

Las cartas y testamentos de miles de soldados ingleses y galeses que murieron durante la Primera Guerra Mundial, están ahora disponibles por £6 en un sitio Web del gobierno británico
junto a las escritas por los demás soldados que murieron sirviendo en las fuerzas armadas británicas entre 1850 y 1986.

La Primera Guerra Mundial, representó la orgullosa demostración de los avances tecnológicos alcanzados por la humanidad hasta 1914, para asesinar a sus congéneres con mayor eficiencia y rapidez, en la Gran Guerra, la muerte alcanzó formas más modernas de brutalidad y barbarie. Los soldados murieron cortados a la mitad por las nuevas ametralladoras, destrozados por granadas explosivas, muertos en barcos mercantes y de guerra torpedeados en el Atlántico, o aplastados bajo orugas de la temible nueva arma que eran los tanques. Su agonía fue larga y dolorosa, enredados en las alambradas de las trincheras o asfixiados por las armas químicas.

Entre el 28 de julio de 1914 y el 11 de noviembre de 1918, la falta de suministros, los millones de cadáveres insepultos, las nauseabundas miasmas que se elevaron desde los campos de batalla, minaron la salud no solo de los militares sino de los civiles, desatando la muerte por enfermedad de miles más… estaba naciendo el Siglo XX.




El asesinato del Archiduque Francisco Fernando, heredero del trono del Imperio austro-húngaro, y el de su esposa, Sophie Maria Josephine Albina Gräfin Chotek von Chotkowa und Wognin, el 28 de junio de 1914 en Sarajevo a manos de Gavrilo Princip, desató una de las más grandes carnicerías de la historia de la humanidad. (Fotos Carl Pietzner, y Andrzej Barabasz)

En medio de la tragedia, el soldado Joseph Ditchburn, le escribió a su madre el 6 de agosto de 1914, poco menos de dos meses de estallar la guerra, las que serían sus últimas palabras "Me estoy preparando para marchar hacia el frente y siento no haberos visto a todos antes de irme, pero querida madre, no pierdo la esperanza de poder volvernos a ver".

El 12 de agosto de 1914, Harry Lewis Lincoln, le escribiría a su “Querida Clara”, una misiva en la que diría "Nos han facilitado una pequeña placa de estaño con nuestro número, nombre y regimiento que tenemos que colgarnos al cuello para que puedan identificarnos si nos matan".

Ni la carta de Ditchburn, a su madre, ni la de Lincoln, a su querida Clara, llegaron a su destino dado que fueron interceptadas, leídas y censuradas por su propio gobierno junto a la de otros 278.000 testamentos de soldados británicos y archivadas en un sitio secreto por considerar que podrían perjudicar la moral de los combatientes en el frente.

La voluntad de esos soldados muertos fue traicionada por el gobierno al que entregaron sus vidas y solo 99 años después sus descendientes podrán conocerla, claro está, pagando los 6 euros y gracias a la “magnanimidad” del mismo régimen que los burló.

El historiador Jon Cooksey, editor de “Stand To!”, la revista de la Western Front Association, le describió a The Guardian, como en un proyecto conjunto entre la empresa que almacena las cartas, Iron Mountain, la Corte de su Majestad, (Her Majesty's court) y un servicio de un tribunal, (tribunal service), permitió que se digitalizaran las cartas de soldados ingleses y galeses, las cuales fueron subidas a la Red, las de los otros soldados de origen irlandés y escoces, que también fueron interceptadas por el gobierno, se archivan en forma separada en Iron Mountain, por ello solo las de los ingleses y galeses estarán disponibles.




Los titiriteros que movieron los hilos de la muerte y la destrucción: Guillermo II, Jorge V, Nicolás II de Rusia y Thomas Woodrow Wilson. (Fotos Voigt T H, Boris Rostislavovich Khreschatitsky, Pach Brothers, New York, y Dove)

Junto a las cartas censuradas, los descendientes de los soldados podrán, 99 años después, obtener los sobres oficiales que registran la fecha y causa de muerte.

Justamente, Jon Cooksey, considera como inestimable la información liberada por el gobierno inglés, para conocer la verdad sobre los soldados muertos en la Primera Guerra Mundial, el historiador ya ha rastreado al abuelo de Mick Fleetwood de Fleetwood Mac, y encontrado que, contrario a lo que su nieto creía, no murió en un fútil asalto a las líneas turcas en Gallipoli, sino en un hospital de Malta, víctima de la disentería.

Otra de las muertes aclaradas gracias a la liberación de las cartas, fue la del soldado Albert Butler, quién informó al alistarse que era "futbolista profesional", y cuya última voluntad fue dejar todo a su esposa Kate. Butler, murió tal vez piadosamente luego que su pierna izquierda fuera volada en pedazos: "malo, no más fútbol para mí", le dijo al capellán, quien más tarde le escribió a la viuda.



Soldados británicos en el frente. (Foto autor desconocido)

En las cartas interceptadas por el gobierno británico, los soldados dejaban sus pertenencias a sus familiares ante el temor de morir, en una de ellas se lee “Si me matan en el servicio activo, habrá una medalla para mí en alguna parte y espero tratar de conseguirla y mantenerla para que el niño la pueda usar cuando sea grande".

Una reflexión: Para los políticos y los generales la fama y el poder es el premio que obtienen al ganar una guerra, para los empresarios que fabrican armas y suministros para los combatientes, fortuna es su recompensa, y para los soldados un pedazo de lata que jamás compensara su vida perdida o sus extremidades amputadas. Igual en 1914 o ahora en 2013, y cada soldado del mundo debería recordarlo antes de pensar en disparar su arma contra otro ser humano.

Con información de: http://altfoto.com/, http://socialesjaiensec.blogspot.com, Wikipedia, http://joseluistrujillorodriguez.blogspot.com, http://html.rincondelvago.com, https://www.gov.uk, http://www.theguardian.com, http://www.latercera.com, http://www.abc.es.

ar|Prom|navidad|1|300x300 ar|f|top-fashion|1|300x300|d|cy
*Publicidad valida solo en la República Argentina.



Si desea consultar algún artículo o tema publicado con anterioridad en ACCIÓN 13 Noticias puede buscarlo directamente con la tecnología de Google:

Loading












Si usted encuentra un error en este artículo o cualquier otro contenido publicado, por favor háganoslo saber al correo accion13ong@gmail.com, igualmente, si usted vive en una ciudad donde se está desarrollando la noticia, por favor envíenos sus comentarios al respecto. Usted también es un reportero y puede escribir la historia.



Licencia Creative Commons
Esta obra de ACCIÓN 13 Noticias está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Basada en una obra de ACCIÓN 13 Noticias.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse haciendo click en este link.


Aviso Legal: Todas las fotos contenidas en este sitio pertenecen a sus autores, excepto cuando se indique lo contrario. Se utilizan con el único propósito de ser una ayuda visual para transmitir o reforzar el contenido de la nota al lector y con fines informativos o culturales. Ninguna de las imágenes están destinadas a fines comerciales o de lucro, y las que resultaren propiedad de ACCIÓN 13 Noticias, se publican bajo la figura de Creative Commons, pudiendo ser distribuidas en forma totalmente gratuita y libre pero indicando su fuente. Si tiene alguna objeción o reclamo por la publicación de una imagen, por favor avísenos a accion13ong@gmail.com y esta será eliminada. Los editoriales y blogs publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores y no reflejan necesariamente la forma de pensar de ACCIÓN 13 Noticias o de la Fundación ACCIÓN 13. La publicidad contenida en este sitio sirve para financiar la misma página por cuanto ACCIÓN 13 Noticias, es propiedad de la Fundación para el Desarrollo Comunitario ACCIÓN 13, una entidad Sin Ánimo de Lucro, y en cumplimiento de la Constitución y las leyes de Colombia, así como de sus propios estatutos, no puede repartir “ganancias” o “excedentes” si los hubiere dado que estos deben ser reinvertidos en la propia Institución. Pagamos impuestos en la República de Colombia, lo cual incluye IVA, Impuesto de industria y comercio ICA, y Retención en la Fuente.


Palabras clave: новости, News, Noticias

Para regresar haga click en este link:


FUNDACIÓN PARA EL DESARROLLO COMUNITARIO
ACCIÓN 13


NIT.830.048.747-1, Registro Cámara de Comercio de Bogotá S0008542. Dirección: Carrera 27 A # 53 - 06 Oficina 403, Edificio Orbicentro No. 1, barrio Galerías, Localidad 13 de Teusaquillo. Teléfonos: 57 + 1+ 7495316 – 57+ 1 + 5405643, Código Postal: 111311 - Bogotá D.C., Colombia, Sur América.
E-Mail. accion13ong@gmail.com


ThanksToon ACCIÓN 13