Tamaño original Tamaño original Co|Tec|Tec general |1|728x90
*Publicidad valida solo para Colombia



ACCIÓN 13 Noticias al Minuto...

Servicio Independiente de Noticias para Colombia y el mundo
Desde 1996, Defendiendo la libertad de expresión




Resumen de Noticias

La mujer terminó quebrándose y reconociendo el engaño
La asombrosa historia de la falsa violación de una conductora del SITP y otros casos más
Tres personas habían sido demoradas por sospecha de ser los agresores

En este caso el daño causado por la irresponsable y bizarra mentira de la señora Claudia Alejandra Betancourt, la conductora del SITP, que denunció haber sido víctima de una falsa violación, radica en hacer perder credibilidad a las mujeres que en verdad han sido víctimas de tan execrable delito.

Bogotá D.C., Julio 28 de 2015. Sala de Redacción de ACCIÓN 13 Noticias. La noticia sobre una conductora de un bus del Sistema Integrado de Transporte Público de Bogotá, que había sido violada en el vehículo por dos hombres y una mujer, había causado una gran indignación, como la que se está produciendo al conocer que todo fue una mentira elaborada por la mujer. Se desconocen las razones que Claudia Alejandra Betancourt, de 35 años y madre de tres hijos, habría tenido para decir a las autoridades una mentira tan elaborada como asombrosa, pero no es el único caso.

En-forma-sorprendente,-ayer-trascendió-que-la-violación-a-una-conductora-del-Sitp,-de-Bogotá,-fue-una-denuncia-falsa

Foto Pedro Felipe

El general Rodolfo Palomino López, dijo ayer lunes en la mañana, en una comparecencia pública ante los medios de comunicación que a partir de la denuncia hecha por una conductora de un bus azul del SITP, de la capital de Colombia, que hoy se sabe que respondería al nombre de Claudia Alejandra Betancourt, de haber sido violada por dos hombres y una mujer, en hechos ocurridos el jueves 23 de julio último, “Equipos de investigación criminal, unidades capacitadas en resolver situaciones de violencia de género, personal de vigilancia de la Policía Metropolitana de Bogotá y del Comando del Departamento de Cundinamarca, en coordinación con la Fiscalía General, iniciaron las labores de búsqueda de los supuestos agresores, según las declaraciones y descripciones entregadas por la conductora”.

Incluso, dentro de las varias acciones adelantadas por las autoridades bogotanas para esclarecer el crimen del que habría sido víctima una humilde trabajadora del SITP, que en otro pico de inseguridad en el transporte público de la ciudad, habría sido golpeada, vejada, desnudada y luego violada incluso introduciéndole elementos extraños en sus partes íntimas, la policía había ofrecido una recompensa de 10 millones de pesos por información que condujera a la captura del aberrado trió. Un identikit del presunto agresor, fue elaborado y rápidamente difundido a través de medios de comunicación y Redes Sociales, acompañados de expresiones de repudio y de reclamos de justicia, para un caso que despertó la solidaridad pública así como la alarma social frente a los extremos demenciales a que había llegado la inseguridad en la ciudad y en SITP.

En medio de la campaña electoral regional donde la Alcaldía Mayor es disputada por la ultra derecha radical, la centro derecha y la izquierda, donde el tema del transporte público y de la inseguridad se han convertido en caballitos de batalla en la disputa por los votos, la noticia de la violación de la conductora del un bus de la empresa Masivo Capital 3, perteneciente al SITP, dio razones a los que prometen “mano dura” para gobernar la ciudad.

El asunto, rápidamente viralizado, también dio pie para despertar una polémica entre quienes creyeron que los responsables de la violación de la chica, eran las empresas que conforman el SITP por enviarla a cubrir una ruta nocturna a un peligroso sector de la ciudad, y quienes rechazaron esa afirmación al considerar que era sexista y que tras una violación siempre termina condenándose y castigándose a la mujer como en este caso que se pretendía prohibir que las mujeres trabajaran de noche, algo aberrante por cuanto lo que se debía hacer no era “esconder” a las mujeres sino evitar que fueran agredidas.

En fin, el tema había ganado tanto despliegue e importancia como merecía por tratarse de un inaudito crimen de género.

Luego, en lo que podía resultar un triunfo exprés, la policía reportó la detención de tres hombres en un asadero de pollos del poblado de Mesitas del Colegio, departamento de Cundinamarca, aproximadamente a una hora y media de Bogotá. La captura de los sospechosos se dio gracias a la información suministrada por ciudadanos que encontraron un gran parecido entre uno de los hombres del Asadero, y el retrato hablado distribuido por las autoridades y elaborado a partir de las versiones dadas por la víctima.

Por fortuna aún no hemos regresado a las obscuras épocas en que “La mano dura” gobernaba el país y los falsos positivos se convirtieron en pan diario, y por ello los tres sospechosos fueron rápidamente puestos en libertad tras comprobar que no tenían nada que ver en la violación de la conductora del SITP en Bogotá.

Sin embargo, mientras el Cuerpo Técnico de Investigaciones – CTI, de la Fiscalía, y los demás integrantes del grupo especial conformado para dar con el paradero de los criminales, se esforzaban por ubicarlos, al mismo tiempo avanzaron en otra línea investigativa y empezaron a preguntar más detalles sobre lo ocurrido a la mujer, quien a la sazón había sido internada en un centro de salud.

Lentamente los investigadores comenzaron a notar contradicciones en el dicho de la mujer y las evidencias recogidas de las cámaras de seguridad del sector, lo que los llevo a profundizar las preguntas hasta que finalmente la mujer se quebró y terminó aceptando haber mentido, "Es un hecho que nunca ocurrió", dijo el general Rodolfo Palomino López, al anunciar al mundo la ocurrencia de un engaño monumental, "Confrontando con lo encontrado sobre los hechos judicializados, se evidencia que se trataría de una falsa denuncia. Ese hecho, que a todos los colombianos nos conmovió, nunca sucedió, fue un hecho fingido seguramente con intereses personales", indicó el general.

"Después de tres días de investigaciones, la mujer de 35 años confesó que no se presentó agresión sexual como inicialmente lo informó, y que, por el contrario, mintió para buscar un beneficio personal. Tal revelación coincidió con la ausencia de hallazgos en las inspecciones, entrevistas y cotejos realizados por policía judicial, así como las inconsistencias detectadas en las versiones y la falta de claridad para elaborar los retratos hablados", explicó el general Palomino.

Al parecer la mujer fingió todo lo relacionado con la violación, incluidos unos golpes que habría exhibido, todo con fines descritos por el general Palomino, como “personales” y que probablemente girarían en torno a obtener un cambio en la ruta que realizaba.

Aunque el alto oficial colombiano, resaltó que la mujer será sometida a un acompañamiento médico y psicológico "Muy probablemente se irá a iniciar un proceso judicial de falsa denuncia pero también queremos darle asistencia médica a esta madre de tres hijos", señaló.

La versión entregada por el General Palomino, fue confirmada por la fiscal Claudia Piedad González, coordinadora del Centro de Atención Penal Integral a Víctimas. La Fiscalía informó además que investigará por que el Instituto de Medicina Legal había informado uncialmente de la presencia de lesiones coincidentes con una agresión de tipo sexual, aunque se ha precisado que si los exámenes periciales muestran evidencias de relaciones sexuales previas a los hechos denunciados, muy probablemente se trató de una relación consentida para ser usada dentro de la elaboración de la mentira.

En medio de este bizarro contexto, solo faltan las declaraciones de Claudia Alejandra Betancourt, sobre lo ocurrido, mientras se sabe que enfrentaría una eventual pena prevista en el Artículo 435 de la Ley 599 de 2000 o Código Penal Colombiano, para el delito de Falsa Denuncia:

“El que bajo juramento denuncie ante la autoridad una conducta típica que no se ha cometido, incurrirá en prisión de uno (1) a dos (2) años y multa de dos (2) a diez (10) salarios mínimos legales mensuales vigentes”.

La pena se considerará agravada de operar la adulteración fraudulenta de pruebas:

“Artículo 438. Circunstancias de agravación. Si para los efectos descritos en los artículos anteriores, el agente simula pruebas, las penas respectivas se aumentarán hasta en una tercera parte, siempre que esta conducta por sí misma no constituya otro delito”.

Los otros casos de falsas denuncias que han generado conmoción



Por extraños que resulten casos como el de Claudia Alejandra Betancourt, la conductora del SITP, que fingió y denunció una violación que jamás existió, no es la primera vez que se tiene registro de situaciones similares.

La extraña desaparición de Fanny Lorena Pérez:

El martes 6 de octubre de 2009, Fanny Lorena Pérez, una agraciada estudiante de 24 años, desapareció causando el desconcierto y la preocupación entre sus familiares por dos días, luego de haber dejado un estremecedor mensaje de voz en el celular de un profesor suyo: “¡me atacan, me atacan!”.

La desaparición misteriosa de la chica, quien a la sazón era alumna en la ESAP (Escuela Superior de Administración Pública) y trabajadora de la Universidad Distrital, despertó un verdadero revuelo en Bogotá, y las autoridades desplegaron un operativo intensivo para esclarecer lo que le habría ocurrido.

Según las reconstrucciones hechas por la policía y la Fiscalía, Fanny Lorena tomó un taxi en el sector de Chapinero y realizó algunas llamadas con su teléfono móvil, pidiendo auxilio porque supuestamente la estaban atacando.

Lo ocurrido con la joven morocha era consecuente con lo que se denomina “paseo millonario”, modalidad delictiva usual en Colombia, en la que una persona que aborda un taxi es secuestrada en forma exprés para despojarla de sus pertenencias y luego, bajo golpes y amenazas es obligada a revelar las claves de sus tarjetas de crédito y débito con lo cual los criminales van a los cajeros para retirar los fondos de las cuentas de su víctima.

Pero en el caso de Fanny Lorena Pérez, los sabuesos lograron determinar que a la hora en que la chica habría sido víctima del supuesto secuestro exprés, esto era entre las 6:53 y 6:54 de la noche de ese martes, la fémina hizo personalmente dos retiros por 800 mil pesos en un cajero del Banco Caja Social del sector de Galerías, cerca de las instalaciones de ACCIÓN 13 Noticias, según se pudo observar en un video obtenido por la policía y en donde aparece ella retirando efectivo.

En forma aún más extraña, Fanny Lorena, esa misma noche se hospedó en el Hotel Gran Marqués, ubicado en la Avenida Caracas # 51-09, donde pasó la noche sola. Luego, al día siguiente, la chica se traslada al Hotel del Puente, en la Avenida Boyacá # 48 A - 04, y allí permaneció durante los dos días en que estuvo desaparecida, también sola.

Durante ese lapso de tiempo, los registros de su teléfono celular muestran que salieron llamadas y mensajes de texto.



Finalmente en las horas de la tarde, del viernes 9 de octubre de 2009, luego de conmocionar la ciudad, Fanny Lorena Pérez apareció en un portal del sistema de trasporte masivo Transmilenio en el sector del Tunal, al sur de la capital colombiana. Para aumentar el desconcierto, la chica vestía otra ropa, un corte de pelo diferente y decía que padecía de amnesia y no se acordaba de nada.

En principio su versión se ajustaría a los efectos causados por la ingesta de sustancias usadas por los delincuentes colombianos para robar a sus víctimas, como las benzodiacepinas, medicamentos psicotrópicos que actúan sobre el sistema nervioso central, con efectos sedantes, hipnóticos, ansiolíticos, anticonvulsivos, amnésicos y miorrelajantes o la famosa burundanga o escopolamina, un alcaloide tropánico que se encuentra como metabolito secundario de plantas en la familia de las solanáceas como el beleño blanco, la burladora o borrachero (Datura stramonium y otras especies), así como otras plantas de los mismos géneros.

Sin embargo, las autoridades no se encontraban convencidas de esto y ya que los exámenes de laboratorio practicados a la joven dieron negativo para estas substancias, y sumado esto a las otras evidencias recolectadas se pudo concluir que Fanny Lorena Pérez, nunca fue objeto de un secuestro exprés y por el contrario que la estudiante, quien presentaba un complicado cuadro clínico que incluía episodios de depresión, de lagunas mentales y antecedentes de suicidio, había realizado el montaje para llamar la atención de una tercera persona.

Aunque se evidenciaron los problemas mentales de Fanny Lorena Pérez, la joven se enfrentó a un proceso por falsa denuncia. La chica sostuvo siempre que no recordaba nada.

El bebe robado en Cartagena:

En agosto de 2013, la ciudad de Cartagena, importante centro turístico colombiano, se sacudió ante la denuncia de una humilde mujer de nombre Dilia Rosa Góngora Redondo, y de su esposo Danilo Antonio González Hernández, según la cual el hijo de ambos que era esperado por la mujer, habría sido robado de su vientre.

El caso era semejante a uno que ocurrió en febrero de 2010, en la ciudad de Duitama, en el Departamento de Boyacá, cuando dos primas, atrajeron mediante engaños a una humilde mujer María Amparo Rivera Giratá, de 19 años de edad, hasta una bodega donde le practicaron una rudimentaria cesárea y le sacaron el bebe que esperaba. La joven fue hallada ensangrentada y con parte de sus órganos al aire, por miembros de la defensa civil que la trasladaron a un hospital donde le practicaron cinco cirugías para recomponer su maltrecho cuerpo.

Sin embargo, los exámenes realizados por el Instituto de Medicina Legal, permitieron establecer que “De acuerdo al dictamen médico legal no hay situación de gestación que se estuviera presentando, por ende, tampoco la extracción, rapto o posible hurto del bebé como manifiesta la ciudadana”, según reportó en esa oportunidad el coronel William Ruiz, de la Policía Metropolitana de Cartagena.

La reconstrucción de los hechos permitió establecer que Dilia Rosa Góngora Redondo, realmente sí había estado embarazada, pero había perdido el bebe a consecuencia de una fuerza mal hecha al cargar agua. Como Danilo Antonio González Hernández, la había amenazado si algo le pasaba al bebe, la infortunada mujer optó por fingir el embarazo y luego el robo del bebe. En esa ocasión las autoridades no habrían iniciado ningún proceso penal contra la mujer.

Una broma de April fools' day, que causó indignación:

Colombia, al igual que otro países de Hispanoamérica, incluida España, celebra el día de las bromas en Diciembre 28, fecha que se denomina popularmente “El día de los Inocentes”, y que equivale al April fools' day, anglosajón que se conmemora el 01 de abril.

Las bromas que se realizan el 28 de diciembre suelen llamarse “inocentadas”, y en el caso de la comunicadora social Karen Liliana Gamba Fonseca, quien en 2011 trabajaba para el estatal Canal Capital, de Bogotá, como reportera del programa El primer café, la inocentada que protagonizó le ganó serias consecuencias en su vida profesional.



Todo empezó cuando la víspera del Día de los Inocentes, esto es la noche del 27 de diciembre de 2011, la joven periodista abordó un taxi en la calle 53 con carrera 27 del sector de Galerías, y le pidió al conductor que la llevará hasta la zona de Álamos, al noroccidente de la capital.

La joven usaría el tiempo del recorrido para comunicarse a través de mensajes de texto de su BlackBerry, con el coronel Rubén Castillo, quien a la postre era el subcomandante de la Policía Metropolitana de Bogotá, y a quien le dijo que las placas del taxi en que se movilizaba podían ser falsas y que temía por su integridad.

De tal guisa les escribió a algunos otros amigos quienes temieron que la chica estuviese siendo víctima de un secuestro exprés o “Paseo Millonario”, por lo que procedieron en forma solidaria a multiplicar la voz de alarma por SMS.

La respuesta del coronel Castillo fue inmediata, el oficial solicitó al Coronel Víctor Rojas “movilizar cielo y tierra” para encontrar el taxi sospechoso, la solicitud involucró a unos diez mil policías y a miles de taxistas que por toda la ciudad se lanzaron al rescate de la doncella en apuros.

El resultado fue propio de un episodio de la serie de televisión “Los Intocables”, faltando tan solo Eliot Ness y Neville Brand, y culminó en la detención de un sorprendido taxista Javier Vásquez, quien sin salir del asombro que le había causado el impresionante despliegue de fuerzas del que había sido objeto, relató que en efecto había recogido a la periodista.

La policía, finalmente, acudió al domicilio de Gamba, donde la encontraron durmiendo y, aparentemente, bajo el efecto de alcohol. Al respecto, ya en pleno día de los Inocentes, el coronel Diego Hernández, Comandante de Seguridad Ciudadana de la policía de Bogotá, le contaría a los medios locales que la periodista tenía “unos cuantos tragos encima”, que le informó que había abordado el taxi con dos tipos y que sus informes por escrito eran miedosos. Y por eso volcó a toda la Policía “para salvarla”. Se declaró la “alerta máxima”.

La joven periodista, en el ojo del huracán, diría luego que ella era una persona seria y pidió respeto a sus colegas. Gamba contaría que en efecto "a las 11 de la noche cogí un taxi en el sector de Galerías, y como siempre hago me fijé en las placas del vehículo. Al ver que las placas del carro no coincidían con el de la tarjeta le comenté como amiga al coronel Hernández que estaba asustada, que pensaba que algo malo iba a pasar". Sostuvo que previó a esto estaba chateando con el coronel usando su BlackBerry, y que "Diego (el coronel Hernández) me dijo que le avisara cuando llegara a la casa. Yo madrugo tanto y estaba tan cansada, que cuando llegué a mi casa se me olvidó y me acosté a dormir".

La joven también diría que el coronel Hernández se preocupó al ver que ella no había escrito cuando llegó a su casa, por lo que alarmó a varios trabajadores del Canal Capital y "uno de ellos decidió mandar la cadena".

"Yo sé que el coronel Hernández ya dijo que no es amigo mío y no me conoce, pero yo cubro orden público y nunca haría una broma así. Yo respeto mucho el trabajo de la Policía", agregó la chica, señalando que solo se enteró de los mensajes que circulaban cuando el coronel Rubén Darío Castillo, timbró en su casa alrededor de la 1:30 o 2 de la mañana.

La “inocentada” de Karen Gamba, generó hasta pronunciamientos de la entonces Alcaldesa Mayor de Bogotá, y actual candidata a ese cargo, Clara López Obregón, quien calificó lo ocurrido como un acto irresponsable frente a la sociedad. La burgomaestre dijo que “Yo debo calificar como una falta grave frente a la sociedad y los deberes de ciudadanos, por lo tanto pienso que debe ser investigado profundamente porque este tipo de actitudes ponen en movimiento a todo el aparato de protección de los ciudadanos a un costo enorme”, y enfatizó que “Aquí existe una posible falsa denuncia hasta una posible mala utilización de su calidad de contratista pública y por eso debe ser investigada y puesta a disposición para las sanciones correspondientes”.

Por su parte el entonces gerente de Canal Capital, Javier Ayala, también condenó el proceder de la periodista que trabajaba bajo contrato de prestación de servicios, el cual se vencía en enero del año siguiente. Ayala, llamó “irresponsable” la supuesta broma de Gamba.

Además, los medios de comunicación se centraron en denunciar que Gamba, trabajaba para una entidad perteneciente a la Alcaldía Mayor de Bogotá, por lo que su acto no solo era un irrespeto con la profesión de periodista sino con la ciudad y la policía.

La tormenta generada por la falsa alarma desencadenada en torno a Karen Gamba, fue in crescendo, y TAXIS TELECLUB S.A, empresa a la que pertenecía el taxi involucrado, también condenó enérgicamente la supuesta broma de la joven, mientras que el taxista Javier Vásquez, se declaró gravemente injuriado y amenazó con demandas.

En tanto el inspector general de la Policía, general Édgar Vale, ordenó luego abrir una investigación al coronel Diego Felipe Hernández, director de Seguridad Ciudadana, para que explicara su proceder en el caso de Karen Gamba. El general Vale dijo en esa época que “es necesario establecer qué sucedió realmente y cuáles fueron los términos de los mensajes de texto entre el coronel y la periodista”.

Sin embargo la policía achacó todo el incidente a un involuntario error de comunicación entre la periodista y el coronel Castillo.

Con información de: http://www.caracol.com.co/, http://www.semana.com/, http://www.noticiasrcn.com/, http://www.eltiempo.com/, http://www.wradio.com.co/, http://www.eltiempo.com/, http://www.elcolombiano.com/, http://www.elespectador.com/, http://www.alcaldiabogota.gov.co/, http://www.kienyke.com/, http://www.radiosantafe.com/, http://www.tax-individual.com.co/, .

Enlaces y temas relacionados sugeridos por el editor:

Indignación por violación de conductora de un bus del SITP en Bogotá

ar|Prom|navidad|1|300x300 ar|f|top-fashion|1|300x300|d|cy
*Publicidad valida solo en la República Argentina.



Si desea consultar algún artículo o tema publicado con anterioridad en ACCIÓN 13 Noticias puede buscarlo directamente con la tecnología de Google:

Loading






Si usted encuentra un error en este artículo o cualquier otro contenido publicado, por favor háganoslo saber al correo accion13ong@gmail.com, igualmente, si usted vive en una ciudad donde se está desarrollando la noticia, por favor envíenos sus comentarios al respecto. Usted también es un reportero y puede escribir la historia.



Licencia Creative Commons
Esta obra de ACCIÓN 13 Noticias está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Basada en una obra de ACCIÓN 13 Noticias.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse haciendo click en este link.


Aviso Legal: Todas las fotos contenidas en este sitio pertenecen a sus autores, excepto cuando se indique lo contrario. Se utilizan con el único propósito de ser una ayuda visual para transmitir o reforzar el contenido de la nota al lector y con fines informativos o culturales. Ninguna de las imágenes están destinadas a fines comerciales o de lucro, y las que resultaren propiedad de ACCIÓN 13 Noticias, se publican bajo la figura de Creative Commons, pudiendo ser distribuidas en forma totalmente gratuita y libre pero indicando su fuente. Si tiene alguna objeción o reclamo por la publicación de una imagen, por favor avísenos a accion13ong@gmail.com y esta será eliminada. Los editoriales y blogs publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores y no reflejan necesariamente la forma de pensar de ACCIÓN 13 Noticias o de la Fundación ACCIÓN 13. La publicidad contenida en este sitio sirve para financiar la misma página por cuanto ACCIÓN 13 Noticias, es propiedad de la Fundación para el Desarrollo Comunitario ACCIÓN 13, una entidad Sin Ánimo de Lucro, y en cumplimiento de la Constitución y las leyes de Colombia, así como de sus propios estatutos, no puede repartir “ganancias” o “excedentes” si los hubiere dado que estos deben ser reinvertidos en la propia Institución. Pagamos impuestos en la República de Colombia, lo cual incluye IVA, Impuesto de industria y comercio ICA, y Retención en la Fuente.


Palabras clave: новости, News, Noticias











Para regresar haga click en este link:


FUNDACIÓN PARA EL DESARROLLO COMUNITARIO
ACCIÓN 13


NIT.830.048.747-1, Registro Cámara de Comercio de Bogotá S0008542. Dirección: Carrera 27 A # 53 - 06 Oficina 403, Edificio Orbicentro No. 1, barrio Galerías, Localidad 13 de Teusaquillo. Teléfonos: 57 + 1+ 7495316 – 57+ 1 + 5405643, Código Postal: 111311 - Bogotá D.C., Colombia, Sur América.
E-Mail. accion13ong@gmail.com


ThanksToon ACCIÓN 13