Tamaño original Tamaño original Co|Prom|Temporada Escolar |1|728x90
*Publicidad valida solo para Colombia



ACCIÓN 13 Noticias al Minuto...

Servicio Independiente de Noticias para Colombia y el mundo
Desde 1996, Defendiendo la libertad de expresión




Resumen de Noticias

Jordania, Kuwait, Siria, y Egipto aportan nuevo combustible
Diez meses de Primavera Árabe
Entre nuevas sacudidas y riesgo de radicalización

Bogotá D.C., Noviembre 21 de 2011. Sala de Redacción. El 04 de Enero de 2011, Mohamed Bouazizi, murió en Túnez, dando inicio a la Primavera Árabe, y es innegable que el mundo no será igual después de esos dos hechos.

Desde entonces, las revueltas populares se extendieron a Egipto, Libia, Siria, Mauritania, Bahréin, Irán, Argelia, Marruecos, y Yemen. Hoy, 10 meses después, Jordania y Kuwait afrontan manifestaciones de inconformidad por casos de corrupción mientras se alzan voces de preocupación por una posible radicalización islamista en Libia.

Los nuevos casos:

Jordania tiene a su María Antonieta

El Reino Hachemita de Jordania, está ubicado en el Medio Oriente, entre Siria, Irak, Arabia Saudita, el mar Rojo (en el golfo de Aqaba), Israel y Cisjordania, cuenta con una población estimada de 5.473.000 habitantes, y está constituido bajo la forma de monarquía constitucional, donde, a diferencia de otras Monarquías Constitucionales como Inglaterra y España, en Jordania el Rey nombra y destituye a los jueces mediante decreto, aprueba enmiendas a la Constitución, declara la guerra y comanda las Fuerzas Armadas. Las decisiones del gabinete de ministros, las sentencias judiciales y la emisión de moneda son realizadas bajo su nombre.

Ese afable monarca árabe es el Rey Abdalá II de Jordania, quien el 07 de Febrero de 1999, reemplazó en el trono a su padre, el Rey Hussein I de Jordania, quien falleció en ese año.



Reina Rania Al Abdullah de Jordania y Reina María Antonieta de Francia (Fotos http://realeza.foros.ws y Wikipedia)

Una bella kuwaití de padres palestinos de 41 años, Rania Al-Yassin, parecería ser la causante del malestar ciudadano en el próspero reino jordano, se trata de Rania Al Abdullah, la Reina Rania de Jordania, casada con el Rey Abdalá II, el 10 de junio de 1993, mujer de apariencia ejecutiva, moderna y occidentalizada, con estudios de Administración de la American University en El Cairo y un Diploma de Estudios Avanzados de la Universidad de Ginebra en Suiza., que antes de conocer a su príncipe azul, trabajaba en el Citigroup y para la compañía Apple en la capital jordana.

Ese corte muy del Siglo XXI, que posee Rania, la ha hecho destacarse en el mundo árabe, acostumbrado al sometimiento de la mujer al hombre por mandato coránico, Rania es una defensora de los derechos de las mujeres, y rompiendo esquemas culturales, recibió de su esposo el rango honorario de coronel de las Fuerzas Armadas Reales de Jordania el 9 de junio de 2004. En 2005 fue nombrada la tercera mujer más bella del mundo por la revista Harpers and Queen. Además, fue la reina más joven del mundo en el momento en que coronaron a su esposo.

Es muy conocida en Europa y Estados Unidos, por sus frecuentes apariciones públicas, siempre glamorosas, que la hacen objeto de las lentes de los paparazzi y la comidilla de las revistas de farándula y especializadas en el Jet Set internacional. Incluso se atrevió a dar una entrevista para la televisión en el programa de Oprah Winfrey el 17 de mayo de 2006, donde habló sobre las ideas equivocadas sobre el Islam y el rol de la mujer en esa religión.

La
Revista Forbes, la tiene en la lista de las 100 mujeres más poderosas e influyentes del mundo en el puesto 43, su modernidad, carisma e inteligencia han logrado reunirle a 1,6 millones de seguidores en Twitter donde acostumbra a publicar Tweets llenos de optimismo, cuenta con su propio sitio WEB y además, es ampliamente reconocida internacionalmente por su trabajo filantrópico mediante fundaciones (Apoya 15), o en coordinación con organismos internacionales como la ONU y Unicef.

Esa mujer “todo terreno” podría, paradójicamente, poner en aprietos a su real esposo. En Febrero de este año, mientras aún se esparcían a los cuatro vientos las cenizas de Mohamed Bouazizi, un grupo de líderes de las más importantes tribus beduinas jordanas publicaron una carta dirigida al rey Abdullah II, en la que acusan a su esposa, la reina Rania, de corrupción, la carta es firmada por 36 representantes de estas comunidades.

Si bien Jordania es un país moderado en materia religiosa, su población es conservadora de las tradiciones, por lo que las frecuentes apariciones de su reina con trajes occidentales, el cabello suelto y su rostro descubierto, le atrajeron críticas, que se agudizaron con la fiesta que Rania organizó para celebrar su cumpleaños número 40, en la que mandó a iluminar los farallones con un gigantesco cartel y ofreció una fastuosa cena a sus invitados.

En el comunicado, los jefes beduinos señalan que Jordania vive una "crisis de autoridad" y critican la "interferencia en decisiones ejecutivas de aquellos que no tienen poderes constitucionales", haciendo alusión clara a la Reina, a quien acusan de interferir en decisiones de estado reservadas solamente a los representantes del sexo masculino.

En la carta, comparan a Rania con las esposas de los derrocados dictadores Zine el Abidine Ben Ali, y Hosni Mubarak, los firmantes atacan directamente a la reina y la acusan de usar los fondos del estado para promover su imagen en el extranjero sin preocuparse por las penurias de los jordanos.

"Está construyendo centros de poder para su interés que van contra lo que los jordanos y los hachemís han acordado en el gobierno. Es un peligro para la nación, la estructura del estado, la estructura política y la institución del trono", puntualiza la comunicación. Las 36 figuras que envían la carta proceden de las conservadoras y poderosas tribus que forman el núcleo duro del apoyo a la monarquía Hachemí, frente a los jordanos de origen palestino, el 65% de los siete millones de habitantes del país, por lo que sus amenazas no son para tomar a chiste, "Ignorar el contenido del comunicado nos llevará a lo que ocurrió en Túnez y Egipto y que ocurrirá en otros países árabes", advierten.

Los firmantes también piden al rey jordano que corte la corrupción. "La reforma política es ahora un asunto urgente que no puede retrasarse, capturar a los corruptos y ladrones y congelar sus bienes, impedirles viajar son parte de la reforma política", dicen.

Faris al-Fayez, uno de los redactores del comunicado, ha explicado que la nota subrayaba que, salvo el monarca, no debe haber "inmunidad legal para ninguna persona corrupta, independientemente de su título".



Reina Rania de Jordania (Foto Wikipedia)

Con varios de sus vecinos envueltos en las revueltas de la Primavera Árabe, la situación de la bella reina jordana parece estar en un equilibrio precario, donde los opositores al Rey, la usan para atacarlo, por lo que, en este año ha suprimido varias de sus apariciones en público y cambiado sus vestidos europeos por unos más recatados.

Tristemente, el origen palestino de la reina y sus actitudes de avanzada, la estarían colocando en una situación muy comprometida políticamente en un momento histórico muy complicado para los regímenes árabes.

Kuwait tiene su “Occupy el Parlamento”

Otro hecho inusual hasta antes de la Primavera Árabe, se dio recientemente en Kuwait, ese pequeño país situado en la costa del golfo Pérsico y que limita con Irak al Norte y con Arabia Saudita al Sur.

El viernes último, miles de manifestantes irrumpieron en el edificio del Parlamento luego que las fuerzas de policía reprimieran una protesta en la que pedían la renuncia del primer ministro kuwaiti, el jeque Nasser Mohammad al-Ahamd Al-Sabah, quien es sobrino del emir de Kuwait y fue nombrado en 2006.

"Estamos entrando ahora en el Parlamento", informó el diputado Moussallam al-Barrack, quien lideraba la protesta junto a otros parlamentarios y opositores que exigían la disolución de la Cámara. Los protestantes entonaron el himno kuwaití y luego de unos minutos abandonaron el recinto.

Las manifestaciones de descontento se originaron en un escándalo de corrupción al que estarían ligados legisladores oficialistas acusados de recibir fuertes sumas de dólares en sobornos, pero, que ocurren no solo en el marco de la euforia de la Primavera Árabe y los derrocamientos de antiguos regímenes en la región, sino de un enfrentamiento entre los miles de trabajadores de origen extranjero llamados “bidún”, o indocumentados sin patria y sin derechos, que reclaman su derecho a la ciudadanía kuwaití por haber nacido allí.

Kuwait, tiene una población estimada de 2,7 millones de habitantes, cuya mitad son trabajadores extranjeros. El artículo Primero de la Ley de Nacionalidad aprobada en 1959, dos años antes de la independencia de los británicos, creó una categoría de "nacionales kuwaitíes originales", con derecho a un mayor nivel de derechos y protecciones que a quienes posteriormente se consideraría "nacionalizados".

Esta situación coloca en un limbo jurídico a los miles de inmigrantes provenientes de los países vecinos que llegaron al próspero país petrolero a trabajar y a sus hijos, nacidos en suelo kuwaití pero sin derechos ni posibilidad de obtenerlos a través del reconocimiento de su ciudadanía.

Luego de la invasión iraquí a Kuwait que originó la Primera Guerra del Golfo, las autoridades Kuwaitíes endurecieron su manejo de los “bidún”, en ese entonces, muchos de los que abandonaron Kuwait no pudieron volver a entrar y otros fueron deportados masivamente, sin importar que ya no guardaran ningún lazo con sus países de origen.

Para mayo de 2000, el Parlamento kuwaití aprobó suavizar las exigencias de ciudadanía para los 36.000 bidún inscritos en el censo de 1965, pero limitó el número de naturalizaciones a 2.000 por año (600 a partir de 2002). Otros 8.000 fueron incluidos al mes siguiente. El Gobierno anunció entonces que el resto (otros 36.000 según sus cifras) no tenía derecho a la nacionalidad y, por lo tanto, se arriesgaba a la deportación si no regularizaba su presencia. Para ello, los bidún deben obtener pasaportes en sus países de origen, lo que para muchos resulta imposible.

Sin documentación, los bidun no pueden obtener licencia de conducción, ni matrimonial, ni registrar a sus hijos, los cuales no existen para el Estado. Sin voz ni voto ni ningún canal democrático para hacer oír su voz, se concentran en zonas marginales pudiendo fácilmente ser presas de las ideologías extremistas islámicas que pululan en la región, aunque, aún se declaran leales a Kuwait, al que consideran su país aunque este no los considere sus ciudadanos. El 18 de febrero, en pleno auge de la Primavera Árabe, los bidun se manifestaron en Kuwait para solicitar que se respeten sus derechos, la protesta acabó con decenas de heridos y varias decenas más detenidas por las fuerzas de seguridad del Emir.

Luego de la toma del Parlamento por los protestantes, "El emir dio la orden al ministerio del Interior y a la guardia nacional de tomar todas las medidas" necesarias para hacer frente "a todo lo que pueda atentar contra la seguridad y la estabilidad en el país", anunció un comunicado gubernamental, que agregó que el monarca ordenó otorgar a las fuerzas de seguridad "todas las prerrogativas necesarias para garantizar la aplicación firme de la ley con la finalidad de poner fin a esos actos de provocación".



Emir de Kuwait Sabah IV Al-Ahmad Al-Jaber Al-Sabah (Foto Wikipedia)

El Emir de Kuwait Sabah IV Al-Ahmad Al-Jaber Al-Sabah, quien gobierna el país desde el 29 de enero de 2006 tras la abdicación de su predecesor el Emir Saad Al-Abdullah Al-Salim Al-Sabah, y su reconocimiento como Jefe de Estado por la Asamblea Nacional, parece haber optado por la represión enérgica de toda muestra de inconformidad de su pueblo ante el temor de contagio que ha despertado en los países vecinos los casos de Túnez, Egipto y Libia.

Por eso, junto a los países miembros del Consejo de Cooperación del Golfo-CCG, (Compuesta por Arabia Saudí, Bahréin, Qatar, los Emiratos Árabes Unidos, Kuwait y Omán), envió tropas a Bahréin en socorro de su homologo, el Rey Hamad bin Isa al Khalifa, acosado por las multitudinarias protestas de los “Indignados” inspirados por la Primavera Árabe, contribuyendo a sofocar en un mar de sangre las revueltas que pedían democracia para la población chiita, mayoritaria en Bahréin gobernado por la minoría suní.

El gobierno de Kuwait, así como sus aliados del CCG, ven en la Primavera Árabe una peligrosa oportunidad para que grupos fundamentalistas islámicos apoyados desde Irán, cojan fuerza en sus países, temor que es compartido por su poderoso amigo, los Estados Unidos, y aunque apoyaron a los rebeldes libios con armas de Qatar y dinero de Arabia Saudita, contra su incomodo vecino socialista Muammar Gadaffi, ahora se muestran recelosos de que el temido Talibán llegue a controlar el poder en Libia, otrora país laico ahora amenazado por una radicalización fundamentalista que rompería el equilibrio político y militar de la región.

Un caldero en Siria, una voz acallada en Bahréin y una explosión en Tahrir, tiembla Marruecos

El cuadro de este nuevo escenario de la Primavera Árabe, lo completan Siria, Bahréin, Marruecos y Egipto. En Siria, donde el Presidente socialista Bashar al-Assad, afronta desde inicios del año las protestas de los “Indignados”, contagiados por la Primavera Árabe y ahora envalentonados por el derrocamiento y posterior linchamiento y ejecución de Moammar Gadaffi en Libia, el mandatario dijo recientemente que "Siria es ahora mismo el eje de esta región, la línea de una falla geológica, y si se juega con ella, podrían causar un terremoto. ¿Quieren ver otro Afganistán, o decenas de Afganistán?, declaró Al-Assad, en una entrevista concedida al diario británico The Daily Telegraph. "Cualquier problema con Siria incendiará toda la región; si el plan es dividir Siria, esto fragmentará la región en su conjunto", añadió.

En Siria, la represión gubernamental a las protestas ha dejado más de 3.500 muertos desde marzo pasado, según las últimas cifras hechas públicas por la ONU.

Justamente esa actitud de violencia adoptada por al-Assad, le granjeo el rechazo de las potencias occidentales, guardando tan solo un apoyo cada vez más tímido por parte de Rusia y China.

El gobierno de Dimitri Medvedev, le expresó a Al-Assad hace poco la convicción de Moscú de que debería aceptar reformas políticas o renunciar, mientras que el enviado chino a Medio Oriente, Wu Sike, instó al sátrapa sirio a poner fin a la represión y criticó duramente a su gobierno. "Al-Assad debe respetar y responder a los reclamos legítimos del pueblo", dijo Wu.

Tampoco pinta bien el panorama de Al-Assad, entre los propios países árabes, el 2 de noviembre pasado, la Liga Árabe solicitó formalmente al gobierno sirio y a la oposición de ese país que depongan las armas y comenzaran negociaciones.

Los 22 países de la Liga Árabe, suspendieron de esa organización a Siria y le dieron a Damasco un plazo de tres días para responder a una propuesta de plan de paz que incluye el retiro de las tropas gubernamentales de algunas ciudades, establecer un diálogo con la oposición y el envío de una delegación de países árabes para vigilar su cumplimiento, so pena de sanciones económicas.

La respuesta de Damasco no se hizo esperar, Walid al-Moualem, Ministro de Relaciones Exteriores, califico la propuesta de la Liga de enviar observadores, como una intromisión en la soberanía Siria, mientras que señalo que "Hay quienes usan a la Liga Árabe como instrumento para llegar al Consejo de Seguridad" de la ONU.

Damasco criticó así la propuesta de la Liga y mostró sus reservas hacia el número de observadores -que estaba previsto que fuese de 500-; tampoco se mostró de acuerdo con la participación de algunas organizaciones de derechos humanos y también expresó la condición de acompañar a la misión con delegaciones sirias, lo cual fue, a su vez, rechazado por la Liga Árabe, informó el diario árabe Al Hayat.

"La Liga insiste en enfrentar la crisis dentro de un contexto árabe trabajando para poner fin a la violencia y respondiendo a las aspiraciones del pueblo sirio de reformas y cambios", puntualizó el secretario general de la organización, Nabil al Arabi, al vencimiento del término de tres días dado a Damasco, descartando así una velada intervención militar occidental al amparo de la ONU, como ocurrió en Libia, lo cual obedecería a un intento de Arabia Saudita, y el “bloque de las monarquías” por construir un escenario propicio para el ejercicio de un papel de liderazgo en la región ante el temor que los acontecimientos de la Primavera Árabe sean aprovechados por su archienemigo Irán.

Todo parecería indicar que “tomados por sorpresa” los monarcas árabes tuvieron que resignarse a ver caer a Zine El Abidine Ben Ali y luego a Hosni Mubarak, aliados suyos y de Estados Unidos en su lucha contra Al Qaeda, el Talibán e Irán, pero luego optaron por asumir posiciones más fuertes y agresivas no solo para evitar el contagio en la región y al interior de sus propios países, sino para construir un nuevo escenario que les sea propicio, instaurando gobiernos que, al menos, sean proclives a su influencia, lo que explicaría el porqué de su posición drástica ante Damasco.

Sin embargo, mientras al-Assad, no parece muy dispuesto a permitir que se jueguen a los dados su país, prometiendo tomar medidas enérgicas contra sus oponentes a pesar de las amenazas de la Liga Árabe y aseguró que su país "no se doblegará", en Marruecos, el movimiento contestatario 20 de Febrero convoco a protestar contra el Rey Mohammed VI, reanudando sus manifestaciones iniciadas en Febrero de este año las cuales, inicialmente fueron aplastadas por las fuerzas de seguridad y luego tratadas de aplacar con el ofrecimiento hecho por el monarca de introducir reformas constitucionales.

El contagio de la Primavera Árabe, parece no ser tan fácil de evitar en la región tras la caída de Moammar Gadaffi, cuyo hijo Saif Al-Islam, su heredero político y militar, cayó el sábado en manos de los rebeldes, lo que parece constituirse en un nuevo combustible para el incendio que se inició en Túnez.

Así, nuevos brotes de violencia entre protestantes antimonárquicos y las fuerzas de seguridad se han producido también en Bahréin, donde la monarquía suní, con el apoyo de Arabia Saudita, Qatar y Kuwait, ha reprimido con lujo de violencia, toda muestra de inconformidad ante los ojos cerrados de Occidente, ocupados hasta hace poco con Libia, y ahora que miles de manifestantes han regresado a la emblemática plaza de Tahrir en El Cairo, chocando violentamente contra el ejército reclamando una transición hacia la democracia tras la caída de Mubarak.

Con todo esto no parece que la Primavera Árabe entre en un Otoño, como lo han querido ver algunos analistas internacionales, ni el fuego iniciado en Túnez llegue a apagarse fácilmente como pretenden los monarcas aliados para defender sus tronos amenazados por esta oleada de cambios que puede tomar carices impredecibles y tal vez no muy deseables si las sospechas de radicalización se hacen realidad, para lo cual basta tomar en cuenta que Mustafa Abdul Jalil, el líder de la nueva Libia, anunció que tras la muerte de Muamar Gadafi se iba a restaurar la Sharia, la ley coránica como única ley oficial del nuevo Estado post socialista y que en Túnez el partido islamista Ennahda, obtuvo la victoria con 41,5 por ciento de la Asamblea Constituyente, en las primeras elecciones libres del país desde la caída de Zine El Abidine Ben Alí.

Wikipedia, revistafucsia.com, http://realeza.foros.ws, http://www.forbes.com, http://www.queenrania.jo/, elmundo.es, elpais.com, http://noticias.univision.mobi, europapress.es, http://america.infobae.com, bbc.co.uk, lavozdegalicia.es, larepublica.pe, semana.com, lanacion.com.ar, 20minutos.es, listindiario.com, rnw.nl, correodelorinoco.gob.ve, ultimasnoticias.com.ve, latercera.com.

Enlaces Relacionados

Oakland le dió un Bouazizi a Occupy Wall Street.

Crónica de ACCION 13, Los Protagonistas y sus Hechos: La Primavera Árabe 289 días después.

En Bahréin aplastan Primavera Árabe y encarcelan Ciudadanos Indignados ante indiferencia de Occidente

Bahréin seis meses de silencio y muerte, rey llama a la unidad nacional.

Mauritania: Día de la Ira contra su dictador.

Yemen, Siria, Libia y Bahréin: Sigue la Represión

Crónica ACCION 13, Los Protagonistas y sus Hechos: Revolución Árabe

Arg|Prom|Libros|1|300x300 Co|Hogar|General|1|300x300
*Publicidad valida solo en la República Argentina.



Si desea consultar algún artículo o tema publicado con anterioridad en ACCIÓN 13 Noticias puede buscarlo directamente con la tecnología de Google:

Loading






Si usted encuentra un error en este artículo o cualquier otro contenido publicado, por favor háganoslo saber al correo accion13ong@gmail.com, igualmente, si usted vive en una ciudad donde se está desarrollando la noticia, por favor envíenos sus comentarios al respecto. Usted también es un reportero y puede escribir la historia.



Licencia Creative Commons
Esta obra de ACCIÓN 13 Noticias está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Basada en una obra de ACCIÓN 13 Noticias.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse haciendo click en este link.


Aviso Legal: Todas las fotos contenidas en este sitio pertenecen a sus autores, excepto cuando se indique lo contrario. Se utilizan con el único propósito de ser una ayuda visual para transmitir o reforzar el contenido de la nota al lector y con fines informativos o culturales. Ninguna de las imágenes están destinadas a fines comerciales o de lucro, y las que resultaren propiedad de ACCIÓN 13 Noticias, se publican bajo la figura de Creative Commons, pudiendo ser distribuidas en forma totalmente gratuita y libre pero indicando su fuente. Si tiene alguna objeción o reclamo por la publicación de una imagen, por favor avísenos a accion13ong@gmail.com y esta será eliminada. Los editoriales y blogs publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores y no reflejan necesariamente la forma de pensar de ACCIÓN 13 Noticias o de la Fundación ACCIÓN 13. La publicidad contenida en este sitio sirve para financiar la misma página por cuanto ACCIÓN 13 Noticias, es propiedad de la Fundación para el Desarrollo Comunitario ACCIÓN 13, una entidad Sin Ánimo de Lucro, y en cumplimiento de la Constitución y las leyes de Colombia, así como de sus propios estatutos, no puede repartir “ganancias” o “excedentes” si los hubiere dado que estos deben ser reinvertidos en la propia Institución. Pagamos impuestos en la República de Colombia, lo cual incluye IVA, Impuesto de industria y comercio ICA, y Retención en la Fuente.


Palabras clave: новости, News, Noticias










Para regresar haga click en este link:


FUNDACIÓN PARA EL DESARROLLO COMUNITARIO
ACCIÓN 13


NIT.830.048.747-1, Registro Cámara de Comercio de Bogotá S0008542. Dirección: Carrera 27 A # 53 - 06 Oficina 403, Edificio Orbicentro No. 1, barrio Galerías, Localidad 13 de Teusaquillo. Teléfonos: 57 + 1+ 7495316 – 57+ 1 + 5405643, Código Postal: 111311 - Bogotá D.C., Colombia, Sur América.
E-Mail. accion13ong@gmail.com



 Atrévete a mirar el mundo desde otro punto de vista ThanksToon ACCIÓN 13