Tamaño original Tamaño original
*Publicidad valida solo para la República Argentina

ACCIÓN 13 Noticias al Minuto...

Tu privacidad es importante para nosotros y por eso hemos tomado medidas para evitar que sea comprometida y solo usamos Cookies de empresas partner que ofrecen garantías y son seguras. Si continuas navegando por este sitio estarás aceptándolo así y nosotros nos comprometemos a no usar absolutamente ningún código o proceso que pueda afectar esa confianza depositada en nosotros Leer más

Servicio Independiente de Noticias para Colombia y el mundo
Desde 1996, Defendiendo la libertad de expresión



Resumen de Noticias

La muerte de quien cantó “Alguna vez una canción”
América Latina despide a Leonardo Favio
Murió a los 74 años a causa de una neumonía

Bogotá D.C., Noviembre 06 de 2012. Sala de Redacción. Nació como Fuad Jorge Jury, pero se inmortalizó como Leonardo Favio en las décadas de los 60 y 70 como uno de los más grandes exponentes de la balada romántica latinoamericana, con grandes éxitos ligados a los recuerdos de las generaciones que se enamoraron con las letras de sus canciones, pero también era un galardonado productor, director, y guionista del cine argentino. Ayer falleció en el Sanatorio Anchorena de Buenos Aires y es llorado por sus fans de toda la América hispana.



Leonardo Favio, (Foto Wikipedia)

Nació en el distrito de "las Catitas" (Departamento de Santa Rosa), Provincia de Mendoza, Argentina, el 28 de mayo de 1938, el mismo año en que se suicidaron los poetas Leopoldo Lugones, y Alfonsina Storni.

Su infancia la pasó en Luján de Cuyo, en medio de la pobreza y el abandono de su padre, que hicieron de él un chico de conducta conflictiva que lo llevó a involucrarse en pequeños hurtos y finalmente, tras varias instituciones, incluso a la cárcel.

Luego trató de ser sacerdote católico, ingresando a un seminario, el cual abandonó para enlistarse en la marina, la cual abandonó. Con el mismo uniforme de la marina cuentan que pidió limosna en la Estación ferroviaria Retiro, de la Avenida Ramos Mejía, en el barrio porteño homónimo.

Su madre, quien a la sazón era escritora de radioteatros le consiguió pequeños roles, a lo que seguiría la posibilidad de escribir sus primeros guiones.

Leonardo Favio, se debatiría entre sus creencias religiosas católicas y su militancia política en las filas del general Juan Domingo Perón, quien volvería a la presidencia de su país por tercera vez el 12 de octubre de 1973.

Participó en algunos films como actor y luego entraría a dirigir en 1958 su primer cortometraje "El señor Fernández", al que seguiría un largometraje en 1965, "Crónica de un niño solo", lo que le lograría el reconocimiento nacional e internacional dentro del cine de culto.

En 1967 dirigiría El romance del Aniceto y la Francisca..., (Este es el romance del Aniceto y la Francisca, de cómo quedó trunco, comenzó la tristeza y unas pocas cosas más...), un film en blanco y negro protagonizado por Elsa Daniel, María Vaner y Federico Luppi, que obtuvo el Cóndor de Plata en 1968 como la mejor película de ese año y que actualmente es considerada como la mejor película del cine argentino.

El Romance de Aniceto y la Francisca, es la segunda parte de una trilogía, que Leonardo Favio inició con Crónica de un niño solo y que terminaría con El dependiente de 1969. Leonardo Favio usó para los filmes un cuento escrito por su hermano Jorge Zuhair Jury, y describe la vida en un pequeño pueblo similar al que ambos conocieron cuando eran niños.

El retiro del apoyo oficial al film por parte del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales – INCAA, generó una crisis económica que Leonardo Favio trataría de sortear lanzándose en forma inesperada al canto.

Aunque Fuad Jorge Jury, había aprendido a tocar la guitarra y cantaba en pequeñas reuniones familiares y de amigos, su incursión en el ámbito profesional era casi un albur en el que confió Eduardo Bergara Leumann que lo presentó en el que sería su debut en el famoso escenario de La Botica del Ángel en el Barrio de San Telmo de Buenos Aires. Fue así que entre las calles Chile, Av. Ingeniero Huergo, Av. Brasil, Av. Paseo Colón, Av. Martín García, Defensa, Av. Caseros y Piedras, nacería un monstruo de la canción: Leonardo Favio.

El mismo día de su debut, un ejecutivo de la CBS argentina, le propondría grabar un disco, “Quiero la Libertad”, el cual, lamentablemente sería un fracaso.

El segundo disco de Leonardo Favio, “Fuiste mía un verano y O quizás simplemente le regale una rosa”, lo catapultaría a la fama en Latinoamérica, lo que se consolidaría con su participación en el Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar, Chile.

Luego de grabar su disco “Leonardo Favio”, en 1969, abandonaría los escenarios para regresar a la dirección cinematográfica con films como Juan Moreira (1973). Nazareno Cruz y el lobo (1975), y otros más que lo consagrarían como el mayor director de cine argentino.

Con el golpe de estado que derrocó el gobierno legítimo de María Estela Martínez de Perón, y el inició de la sanguinaria dictadura argentina que se extendería desde 1976 hasta 1983, y que junto a la dictadura de Augusto Pinochet en Chile y la de Alfredo Stroessner Matiauda, en Paraguay, son consideradas como la épocas más obscuras de América Latina, Leonardo Favio debió huir al exilio, ya un poco antes su ex esposa, la actriz izquierdista María Aleandro (María Vaner), y sus hijos, se habían exiliado en España.

Tras una gira por América Latina, terminó radicándose en la ciudad colombiana de Pereira, capital del departamento de Risaralda, donde vivió hasta 1987 con su segunda esposa Carola, a quien conoció allí. Desde Pereira, Leonardo Favio continuaría realizando giras y conciertos por todo el mundo interpretando sus más famosas canciones.

Tras la caída del régimen dictatorial en Argentina, Favio regresaría a su país, dedicándose nuevamente a la dirección.

A lo largo de su vida, Leonardo Favio, se mantuvo fiel al peronismo, al punto que diría “Desde la primera presidencia de Perón, éste es el mejor gobierno que hemos tenido. Están reconstruyendo un país, después del bombardeo que hemos sufrido (...). Creo a muerte en este gobierno”.

Durante años se debatió contra una terrible polineuritis, (síndrome de Guillain-Barré), que se caracteriza por la incapacidad de sentir calor, dolor y otras sensaciones, además de paralizar progresivamente varios músculos del cuerpo, sin embargo, sería una neumonía la que terminaría con su vida el 05 de Noviembre de 2012. Desde anoche es velado en el Salón de los Pasos Perdidos del Congreso Nacional y hoy será trasladado al panteón de SADAIC, ubicado en el cementerio de la Chacarita. QEPD.

“Hoy corte una flor (y llovía y llovía) esperando a mi amor (y llovía y llovía)
Presurosa la gente pasaba, corría
y desierta quedo la ciudad pues llovía
yo me puse a pensar tanta cosas bonitas
como el día en la playa cuando te conocía
como jugaba el viento con tu pelo de niña
ay que suerte, que suerte tu mirada y la mía”

(Fragmento de la letra de la canción “Te regalé una rosa” de Leonardo Favio)

Con información de: todo-argentina.net, mimi.hu, Wikipedia, losandes.com.ar, buenamusica.com, elpais.com, lanacion.com.ar, eluniversal.com, musica.com.


*Publicidad valida solo para Colombia.

Si desea consultar algún artículo o tema publicado con anterioridad en ACCIÓN 13 Noticias puede buscarlo directamente con la tecnología de Google:







Si usted encuentra un error en este artículo o cualquier otro contenido publicado, por favor háganoslo saber al correo accion13ong@gmail.com, igualmente, si usted vive en una ciudad donde se está desarrollando la noticia, por favor envíenos sus comentarios al respecto. Usted también es un reportero y puede escribir la historia.


Licencia Creative Commons
Esta obra de ACCIÓN 13 Noticias está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Basada en una obra de ACCIÓN 13 Noticias.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse haciendo click en este link.

Aviso Legal: Todas las fotos contenidas en este sitio pertenecen a sus autores, excepto cuando se indique lo contrario. Se utilizan con el único propósito de ser una ayuda visual para transmitir o reforzar el contenido de la nota al lector y con fines informativos o culturales. Ninguna de las imágenes están destinadas a fines comerciales o de lucro, y las que resultaren propiedad de ACCIÓN 13 Noticias, se publican bajo la figura de Creative Commons, pudiendo ser distribuidas en forma totalmente gratuita y libre pero indicando su fuente. Si tiene alguna objeción o reclamo por la publicación de una imagen, por favor avísenos a accion13ong@gmail.com y esta será eliminada. Los editoriales y blogs publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores y no reflejan necesariamente la forma de pensar de ACCIÓN 13 Noticias o de la Fundación ACCIÓN 13. La publicidad contenida en este sitio sirve para financiar la misma página por cuanto ACCIÓN 13 Noticias, es propiedad de la Fundación para el Desarrollo Comunitario ACCIÓN 13, una entidad Sin Ánimo de Lucro, y en cumplimiento de la Constitución y las leyes de Colombia, así como de sus propios estatutos, no puede repartir “ganancias” o “excedentes” si los hubiere dado que estos deben ser reinvertidos en la propia Institución. Pagamos impuestos en la República de Colombia, lo cual incluye IVA, Impuesto de industria y comercio ICA, y Retención en la Fuente.

Palabras clave: новости, News, Noticias

Para regresar haga click en este link:


FUNDACIÓN PARA EL DESARROLLO COMUNITARIO
ACCIÓN 13


NIT.830.048.747-1, Registro Cámara de Comercio de Bogotá S0008542. Dirección: Carrera 27 A # 53 - 06 Oficina 403, Edificio Orbicentro No. 1, barrio Galerías, Localidad 13 de Teusaquillo. Teléfonos: 57 + 1+ 7495316 – 57+ 1 + 5405643, Código Postal: 111311 - Bogotá D.C., Colombia, Sur América.
E-Mail. accion13ong@gmail.com


Nos sorprendemos contigo, Nos alegramos contigo, Nos preocupamos contigo, Nos entristecemos contigo, Nos enojamos por las mismas cosas que tú, protestamos, denunciamos, cantamos, reímos o somos curiosos igual que tú ACCIÓN 13 Noticias…estamos ahí contigo Las noticias contadas desde otro punto de vista