Tamaño original Tamaño original Co|Prom|Fashion|1|728x90
*Publicidad valida solo para Colombia



ACCIÓN 13 Noticias al Minuto...

Servicio Independiente de Noticias para Colombia y el mundo
Desde 1996, Defendiendo la libertad de expresión




Resumen de Noticias

Se habría congelado entre 404,5 y 614,5 años antes
Científicos canadienses sorprendidos por musgo briofito que regresó a la vida tras permanecer congelado
Muchas incógnitas se levantan ahora que es un hecho que la Antártida desaparecerá

Bogotá D.C., mayo 29 de 2013. Sala de Redacción. Científicos de la Universidad de Alberta en Canadá, anunciaron mediante un artículo en PNAS, una de las más citadas publicaciones periódicas científicas multidisciplinarias del mundo, que una muestra de musgos de la familia de las briofitas, que había permanecido congelada en el fondo del glaciar Teardrop, en la isla Ellesmere, por más de 400 años, había reverdecido demostrando su asombrosa capacidad de permanecer congelada y revivir tan pronto reciben luz solar.



Una planta briofita, foto usada solamente para ilustrar la presente nota. (Imagen por Benutzer:Oliver_s.)

En la ciudad de Vervins, en la región de la Picardía, francesa, (actualmente conocida como Aisne), los reyes Felipe II de España y Enrique IV de Francia firmaban un tratado que pondría fin a las Guerras de religión de Francia, luchas entre católicos y protestantes calvinistas o hugonotes, que desde 1562, desangraron al país. Era el 2 de mayo de 1598, y mientras las dos testas coronadas firmaban el tratado que contenía una clausula secreta que abriría el Mar Caribe a la piratería, en la isla Ellesmere, (Île d'Ellesmere), la más septentrional de todas las islas del archipiélago ártico de Canadá, e integrante del grupo de las islas de la Reina Isabel, un humilde musgo de la familia de las briofitas, quedaba atrapada entre el hielo de lo que luego sería conocido como el glaciar Teardrop, que se formó durante la Pequeña Edad de Hielo.

No guardan relación aparente los dos hechos, excepto por una pequeña y caprichosa liberalidad literaria y porque de los tres personajes que hemos mencionados, los reyes Felipe II de España y Enrique IV de Francia y el modesto musgo briofito, solo uno tiene la capacidad de “resucitar” y volver a la vida 400 años después… ¿Adivinaron cuál?

De las 60 muestras de especies de plantas briofitas desenterradas de las profundidades del glaciar Teardrop, once cultivos consiguieron ser recrecidos in vitro: Aulacomnium turgidum, Distichium capillaceum, Encalypta procera y Syntrichia rurales.

Las plantas habrían permanecido congeladas desde hace aproximadamente entre 404,5 y 614,5 años, durante la Pequeña Edad de Hielo, un período frío que abarcó desde comienzos del siglo XIV hasta mediados del XIX, y fueron desenterradas por investigadores de la Universidad de Alberta, que exploraban el glaciar Teardrop, el cual se ha visto disminuido desde 2004, perdiendo hasta tres a cuatro metros por año.

Según la Dra. Catherine La Farge, directora del equipo de investigadores canadienses y una de las autoras del artículo publicado en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos de América – PNAS, "Durante nuestra visita a los glaciares, nos dimos cuenta de una capa verdosa fina en las áreas que una vez cubrieron el hielo"

Al derretirse el glaciar han quedado expuestas zonas que se encontraban congeladas desde entre 1550 a 1850, lo que fue aprovechado por los científicos para recolectar las muestras las cuales fueron trasladadas al laboratorio donde las 11 muestras lograron ser recrecidas in vitro, lo que “demuestra la capacidad totipotente de las briofitas, la habilidad de sus células para ‘desdiferenciarse’ a un estado meristemático análogo al de las células madre, y de desarrollar una nueva planta”, según explican los autores del experimento.

La totipotencia es la capacidad de una célula de dirigir el desarrollo total de un organismo donde se observa en la capacidad del cigoto de dar origen a cada tipo de célula del adulto, al tiempo que la “desdiferenciación” es constituida por las modificaciones de forma y de función de las células de distintos tejidos al ser cultivados en medios naturales o artificiales. Las células vuelven a su estado embrionario, perdiendo así sus caracteres diferenciales. Los tejidos meristemáticos (del griego μεριστός, "divisible"), son los responsables del crecimiento vegetal.

En otras palabras, las plantas briofitas serían capaces de, partiendo de una célula, generar crecimiento.

Ahora bien, las plantas briofitas son plantas terrestres no vasculares, descendientes de las algas verdes y fueron las primeras en evolucionar hace 500 millones de años tras colonizar los espacios terrestres.

Las plantas briofitas se han clasificado tradicionalmente en musgos, hepáticas y antóceras, los cuales crecen en climas fríos o muy húmedos, y están constituidas de tres partes: rizoide, caulidios y filidios, análogos (pero no homólogos) a la raíz, tallo y hojas de las plantas superiores. Otra característica particular de las briofitas es que no poseen semillas, tienen tejidos poco diferenciados y no poseen vasos de conducción de agua a través del tejido, lo que las hace poiquilohídricas, es decir, no tienen mecanismos para controlar el contenido de agua. Esto les permite permanecer dormidas en caso de desecación y revivir cuando las condiciones vuelven a ser favorables.

Aunque la capacidad de las briofitas de permanecer congeladas durante los crudos inviernos de la Antártida y luego volver a crecer al recibir el sol en épocas más cálidas, es conocida "Hasta ahora pensábamos que podrían revivir únicamente las plantas en las inmediaciones del glaciar, pero no las que llevaban años atrapadas en el hielo. Ahora, por primera vez, tenemos pruebas de que las plantas pueden sobrevivir durante muchos años bajo el hielo y los primeros signos de sol de nuevo iniciar el desarrollo donde lo dejaron ", dijo la Dra. Catherine La Farge, a la BBC.

La Dra. La Farge, comentó que "Los glaciares están desapareciendo rápidamente, y con su fusión aparece una vegetación entera que había estado bajo el hielo, lo que tendrá inevitablemente consecuencias importantes".

La Dra. Catherine La Farge, trabaja actualmente en líneas de investigación sobre evolución, la sistemática y la diversidad de briofitas. Una investigación que se desarrolla en laboratorio y sobre el terreno con proyectos que abarcan el Ártico canadiense, la Cordillera Occidental y Madagascar. El artículo publicado en PNAS, se titula "Regeneration of Little Ice Age bryophytes emerging from a polar glacier with implications of totipotency in extreme environments”, y cuenta con la coautoría de Catherine La Farge, Krista H. Williams, y John H. England, y en el los autores aseguran que los terrenos expuestos por el retroceso de los glaciares “no deben ser considerados estériles de plantas terrestres”. Las plantas subglaciales son importantes para la recolonización y el mantenimiento de los ecosistemas terrestres polares.

En diciembre de 2012 el descubrimiento de diatomeas fosilizadas, una clase de Algas unicelulares microscópicas, en un meteorito del tipo Condritas carbonáceas, hallado en la localidad de Polonnaruwa, en Sri Lanka, por parte del equipo de investigadores liderado por el astrofísico británico de origen cingalés, Nalin Chandra Wickramasinghe, generó un amplio debate científico entornó a sus afirmaciones de que las algas habrían sido “transportadas” por el meteorito desde el espacio exterior hasta nuestro planeta, en lo que sería una prueba de la veracidad de la teoría conocida como “teoría de la panspermia cometaria”, consistente en que la vida pudo haber sido originada en cualquier parte del universo y que habría llegado a la Tierra incrustada en meteoros pétreos provenientes de la cabeza de cometas.

Muchos importantes miembros de la comunidad científica se apresuraron en refutar el hallazgo de Wickramasinghe, señalando que el meteorito habría sido contaminado por diatomeas terrestres. La polémica aún no se ha resuelto y cada “bando” se sostiene en sus teorías, sin embargo el tema conduce a unos organismos conocidos como tardígrados, que son capaces de deshidratarse para quedar como muertos durante cientos de años en condiciones de criptobiosis y pueden resistir en el espacio exterior.
(Ver aquí la nota sobre las supuestas “algas extraterrestres”)

A esta clase de seres vivos llamados extremófilos pertenecen las denominadas “Bacterias intrahospitalarias”, resistentes a los antibióticos y capaces de sobrevivir en los más inhóspitos ambientes. (Ver aquí nota sobre las bacterias intrahospitalarias)

En marzo de este año, el equipo dirigido por el microbiólogo Sergei Bulat, (Сергій Булат), del Laboratorio de Genética de Eucariotas del Instituto de Física Nuclear de San Petersburgo, (Петербурзького інституту ядерної фізики), anunció que habían descubierto una bacteria cuyo ADN no corresponde a ninguna de las especies o subespecies de bacterias hasta ahora clasificadas en la Tierra.

El increíble hallazgo fue hecho por el equipo de investigadores rusos en muestras de agua que fueron tomadas a 3.500 metros bajo la superficie del hielo de la Antártida, en el Lago Vostok, y corresponderían a un tipo de bacteria con por lo menos 20 millones de años de antigüedad que habría sobrevivido gracias al aislamiento en que se encontraba bajo el hielo y que no es conocida actualmente, por lo que se podría hablar de una forma de vida terrestre prehistórica desconocida más que de una nueva forma de vida.
(Ver aquí nota sobre bacteria desconocida en el Lago Vostok)

Todo esto sumado al hecho de que tanto los hielos de la Antártida como los del Ártico, se están descongelando a gran velocidad debido al calentamiento global, al punto que el Ártico desaparecería en el 2020, según estimaciones de los investigadores (Ver aquí nota sobre desaparición del Ártico), tenemos que muy probablemente formas de vida muy antiguas que permanecían sepultadas bajo los hielos prehistóricos volverán a ver la luz del día… la gran incógnita es qué efectos tendrá eso sobre nuestro ecosistema.

La respuesta parecería entrar en el campo de la ciencia ficción y tal vez de esto se ocupe Hollywood nuevamente, (ya lo ha hecho antes), pero los casos aquí consignados así como el hallazgo en 2010 de un anfípodo Lyssianasid , un pequeño crustáceo marino similar a nuestros camarones o langostinos comunes, y una extraña especie de medusa, a más de 180 metros bajo el hielo de la Antártida y que sorprendió a los científicos que no lo esperaban ya que «Estábamos operando con la presunción de que no había nada allí», según explicó el científico de la NASA Robert Bindschadler, en su momento, harían pensar que bajo los hielos nos aguardan muchas maravillas biológicas que demostrarían que bacterias, virus y otros organismos extremófilos son organismos tan perfectos desde el punto de vista de la adaptación al medio ambiente que realmente podrían heredar la Tierra… Un tema para reflexionar en tiempos de cambio climático.


Con información de: Wikipedia, https://www.novosti.rs, https://www.agenciasinc.es, https://www.biology.ualberta.ca, https://www.portalesmedicos.com, https://www.pnas.org, https://www.tendencias21.net, https://www.abc.es.

Arg|Salud y Cuidado Personal|Perfumes|1|300x250 Arg|Prom|Celulares|1|300x250
*Publicidad valida solo en la República Argentina.



Si desea consultar algún artículo o tema publicado con anterioridad en ACCIÓN 13 Noticias puede buscarlo directamente con la tecnología de Google:

Loading












Si usted encuentra un error en este artículo o cualquier otro contenido publicado, por favor háganoslo saber al correo accion13ong@gmail.com, igualmente, si usted vive en una ciudad donde se está desarrollando la noticia, por favor envíenos sus comentarios al respecto. Usted también es un reportero y puede escribir la historia.



Licencia Creative Commons
Esta obra de ACCIÓN 13 Noticias está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Basada en una obra de ACCIÓN 13 Noticias.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse haciendo click en este link.


Aviso Legal: Todas las fotos contenidas en este sitio pertenecen a sus autores, excepto cuando se indique lo contrario. Se utilizan con el único propósito de ser una ayuda visual para transmitir o reforzar el contenido de la nota al lector y con fines informativos o culturales. Ninguna de las imágenes están destinadas a fines comerciales o de lucro, y las que resultaren propiedad de ACCIÓN 13 Noticias, se publican bajo la figura de Creative Commons, pudiendo ser distribuidas en forma totalmente gratuita y libre pero indicando su fuente. Si tiene alguna objeción o reclamo por la publicación de una imagen, por favor avísenos a accion13ong@gmail.com y esta será eliminada. Los editoriales y blogs publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores y no reflejan necesariamente la forma de pensar de ACCIÓN 13 Noticias o de la Fundación ACCIÓN 13. La publicidad contenida en este sitio sirve para financiar la misma página por cuanto ACCIÓN 13 Noticias, es propiedad de la Fundación para el Desarrollo Comunitario ACCIÓN 13, una entidad Sin Ánimo de Lucro, y en cumplimiento de la Constitución y las leyes de Colombia, así como de sus propios estatutos, no puede repartir “ganancias” o “excedentes” si los hubiere dado que estos deben ser reinvertidos en la propia Institución. Pagamos impuestos en la República de Colombia, lo cual incluye IVA, Impuesto de industria y comercio ICA, y Retención en la Fuente.


Palabras clave: новости, News, Noticias

Para regresar haga click en este link:


FUNDACIÓN PARA EL DESARROLLO COMUNITARIO
ACCIÓN 13


NIT.830.048.747-1, Registro Cámara de Comercio de Bogotá S0008542. Dirección: Carrera 27 A # 53 - 06 Oficina 403, Edificio Orbicentro No. 1, barrio Galerías, Localidad 13 de Teusaquillo. Teléfonos: 57 + 1+ 7495316 – 57+ 1 + 5405643, Código Postal: 111311 - Bogotá D.C., Colombia, Sur América.
E-Mail. accion13ong@gmail.com


Gracias por haber llegado hasta aquí y unirte a una comunidad global que desde 2011 ha reunido casi tres millones de lectores, por ustedes seguimos adelante