Tamaño original Tamaño original

ACCIÓN 13 Noticias al Minuto...

Tu privacidad es importante para nosotros y por eso hemos tomado medidas para evitar que sea comprometida y solo usamos Cookies de empresas partner que ofrecen garantías y son seguras. Si continuas navegando por este sitio estarás aceptándolo así y nosotros nos comprometemos a no usar absolutamente ningún código o proceso que pueda afectar esa confianza depositada en nosotros Leer más

Servicio Independiente de Noticias para Colombia y el mundo
Desde 1996, Defendiendo la libertad de expresión



Resumen de Noticias

Profunda tristeza en el mundo de la Ciencia Ficción
Murió Ray Bradbury el autor de las Crónicas Marcianas
Su obra Fahrenheit 451 es premonitoria de la dominación de los medios

Bogotá D.C., Junio 07 de 2012. Sala de Redacción. Su mente de visionario lo llevó a los limites del futuro, oteando allende las galaxias para anticipar lo que se aproximaba desde los lejanos horizontes de un mañana que deslumbró a sus ávidos lectores en una época donde el pensar podía ser peligroso y las mentes libres debían volar a bordo de naves espaciales para escapar a las persecuciones de la Guerra Fría, disfrazando de ficción las agudas críticas a una realidad aplastada por las balas en Corea o el napalm de Vietnam; era Ray Bradbury, y sus ojos se cerraron anoche cuando el mundo miraba hacia Venus.



Escritor norteamericano Ray Douglas Bradbury, (1920 – 2012), foto por Alan Light, bajo Licencia Creative Commons Atribución 2.0 Genérica – Wikipedia.

A los 91 años de edad, falleció la noche del martes en el sur de California, el genial escritor de novelas de Ciencia Ficción Ray Bradbury, según informó su hija Alexandra Bradbury, a la Associated Press, agencia que lanzó la triste noticia al mundo, mientras que su nieto, Danny Karapetian, compartió estas palabras con los admiradores de su abuelo:

«Si tuviera que hacer alguna declaración, sería sobre lo mucho que lo amo y lo extraño, y espero con interés escuchar los recuerdos de todo el mundo acerca de él. Él influyó en muchos artistas, escritores, profesores, científicos, y es siempre muy conmovedor y reconfortante escuchar sus historias, sus noticias; su legado sigue vivo en su cuerpo monumental de libros, cine, televisión y teatro, pero lo más importante, en las mentes y los corazones de quienes lo lean, porque leerlo es conocerlo. Él era el más grande chico que conozco».

Ray Douglas Bradbury, nació en Waukegan, ciudad del condado de Lake County, Illinois, el 22 de agosto de 1920, pero se convirtió en un angelino a partir de 1934, cuando su familia se radicó en esa ciudad.

Bradbury, en una época donde solo la radio, los periódicos y los libros servían de contacto con el mundo exterior, se convirtió en un voraz lector, lo que estimuló su imaginación y lo llevó a iniciarse como escritor aficionado.

Lamentablemente, las dificultades económicas que vivía su familia, le impidió completar su educación no pudiendo acudir a la universidad y llevándolo a trabajar como vendedor de periódicos desde muy temprana edad para obtener el sustento.

Tal vez las primeras planas de los periódicos que el joven Bradbury vendía, sirvieron también de acicate para su imaginación, como la que registró el accidente del último gran dirigible norteamericano, el USS Macon (ZRS-5) que se estrelló después de sufrir una falla estructural en su alerón superior costa afuera de Point Sur en California el 12 de febrero de 1935, causando la muerte de sus 81 tripulantes, o la que dio cuenta de la Gran Tormenta de Polvo que se cernió como el ataque de un monstruo gigante y obscuro sobre Nuevo México y Colorado, y el oeste de Oklahoma, o las que contaban de la toma del poder, paso a paso, de Hitler y de sus NAZIs en Alemania.

Las imágenes de los gigantescos dirigibles moviéndose con elegante lentitud, recortados sobre los cielos grises para luego caer abatidos en medio de un infierno de llamas, como ocurrió con el Hindenburg, se convirtieron en colosales naves espaciales surcando las vastedades heladas de galaxias ignotas, mientras que NAZIs y tormentas de polvo se convirtieron en los ejércitos invasores alienígenas que venían a dominar a los humanos, en esos primeros relatos que el joven Bradbury lograría vender a algunas revistas, como el caso de "Hollerbochen´s Dilemma" ("El dilema de Hollerbochen") publicado en la revista Imagination!, y el Péndulo.

Tras aumentar su pericia como escritor, Bradbury comenzaría a concentrarse más en sus libros, en 1942, publicó "El Lago", al año siguiente, renunció a vender periódicos y comenzó a escribir a tiempo completo. En 1945 su cuento "El Gran Juego Blanco y Negro" fue seleccionado para Mejores Cuentos Cortos de América.

Ray Bradbury - Fahrenheit 451

(Foto Uflinks)

Pero fue con Fahrenheit 451 de 1953 que llegaría su inmortalidad. La novela, llevada posteriormente al cine en 1966 por François Truffaut, cuenta la historia de un bombero, Montag, en la distópica, sociedad imaginada por Bradbury, donde los bomberos no apagan incendios sino que queman libros.

En la historia, el gobierno prohíbe los libros al considerar que corrompen a la sociedad y por ello comisionan a los bomberos para que busquen y quemen los libros, (A 451 grados Fahrenheit, la temperatura a la que arde el papel), mientras que quienes son sorprendidos en posesión de libros son drásticamente castigados.

Para asegurar la obediencia ciega de sus ciudadanos, el gobierno controla los medios de comunicación. La televisión se usa para transmitir interminables telenovelas de insulso contenido, mientras que los noticieros y los periódicos solo presentan la información amañada que el Estado totalitario fabrica.

Al final de la novela, Montag, se rebela contra los mandatos del gobierno y huye junto a su nuevo y recientemente encontrado amor, Clarisse, una joven acusada de antisocial por pensar y hacer peguntas, a los bosques, donde se reúne con otras personas que como él han cuestionado la verdad omnímoda del gobierno. Ellos se llaman a sí mismos “hombres libro”, que resultan ser académicos dirigidos por un hombre llamado Granger. Entre ellos, cada hombre y mujer, al memorizar un libro, se convierten en uno de ellos, siendo su misión la de transmitir su contenido como tradición oral.

Esta novela de Bradbury, se publicó en pleno furor de las persecuciones adelantadas por el macartismo, contra artistas y otros intelectuales norteamericanos a los que se acusa de “comunismo”, el FBI conforma una lista negra de sospechosos de espionaje y otras actividades “antiamericanas”, lo que podría ser considerado como “la prohibición del pensamiento”, por lo que la trama de Fahrenheit 451, bien podría aplicarse a esa triste y obscura época de la historia de Estados Unidos, pero también podría aplicarse a otras formas de gobierno que aplastaban cualquier tipo de disenso de sus pueblos.

Fahrenheit 451, se ha convertido en un icono de la Ciencia Ficción y de los críticos del sistema, incluso, recientemente fue traído a la memoria con motivo de las leyes norteamericanas de Copyright que buscan ejercer lo que para algunos seria la censura y el control de la Internet por parte de los gobiernos y las grandes corporaciones transnacionales, demostrando así lo profundo de los conceptos encriptados en las páginas de la novela.

Crítica social que apasionaba a Bradbury, y que ya le había ocupado en otro de sus libros, Crónicas marcianas de 1950 donde se narra la llegada del ser humano a Marte lo que provoca la caída de su civilización y su posterior extinción.

Crónicas Marcianas hace, también en forma velada, una radiografía de la sociedad norteamericana de los años 50, marcada por la guerra y el impulso autodestructivo del hombre, el racismo, tanto hacia los marcianos (Fuera de temporada) como hacia otras personas (Un camino a través del aire), y la pequeñez del hombre ante la naturaleza y el universo (Los hombres de la tierra, Vendrán lluvias suaves), que no hace más que cambiar a los afroamericanos, asiáticos e hispanoamericanos por marcianos y a los países del Tercer Mundo Subdesarrollado por un Marte colonizado y aplastado, mientras pende sobre la cabeza de los invasores terrestres la amenaza de la guerra y la autodestrucción, haciendo así una transliteración del miedo que los norteamericanos sentían por una III Guerra Mundial y el estallido de las bombas atómicas, mismo temor que los niños de la época vivieron cuando eran sometidos a simulacros de ataque nuclear en sus escuelas primarias mientras que los textos de Primeros Auxilios incluían un acápite dedicado a atender las heridas causadas por una explosión nuclear.

Bradbury no fue solo un visionario de las nuevas tecnologías, sino también un valiente crítico de las perversiones de una sociedad con doble moral y colonialista, como la de Estados Unidos en la época más dura de la Guerra Fría.

Su aporte a la ciencia, ficción o no, también le consiguió un reconocimiento en ese universo que tanto le fascinó, le dieron su nombre a un asteroide: (9766) Bradbury.

“El día siguiente sería Navidad y, mientras los tres se dirigían a la estación de naves espaciales, el padre y la madre estaban preocupados. Era el primer vuelo que el niño realizaría por el espacio, su primer viaje en cohete, y deseaban que fuera lo más agradable posible. Cuando en la aduana los obligaron a dejar el regalo porque pasaba unos pocos kilos del peso máximo permitido y el arbolito con sus hermosas velas blancas, sintieron que les quitaban algo muy importante para celebrar esa fiesta. El niño esperaba a sus padres en la terminal. Cuando éstos llegaron, murmuraban algo contra los oficiales interplanetarios”, Fragmento de “Cuento de Navidad”, Ray Bradbury.

abc.es, lagaceta.com.ar, terra.com.pe, informador.com.mx, elnuevoherald.com, bbc.co.uk, ciudadseva.com, Wikipedia, galeon.com, spaceagecity, paralibros.com.

Enlaces Relacionados:

Ray Bradbury también fue víctima del FBI: Estuvo en la mira durante los años 50

Si desea consultar algún artículo o tema publicado con anterioridad en ACCIÓN 13 Noticias puede buscarlo directamente con la tecnología de Google:






Si usted encuentra un error en este artículo o cualquier otro contenido publicado, por favor háganoslo saber al correo accion13ong@gmail.com, igualmente, si usted vive en una ciudad donde se está desarrollando la noticia, por favor envíenos sus comentarios al respecto. Usted también es un reportero y puede escribir la historia.


Licencia Creative Commons
Esta obra de ACCIÓN 13 Noticias está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.
Basada en una obra de ACCIÓN 13 Noticias.
Permisos que vayan más allá de lo cubierto por esta licencia pueden encontrarse haciendo click en este link.

Aviso Legal: Todas las fotos contenidas en este sitio pertenecen a sus autores, excepto cuando se indique lo contrario. Se utilizan con el único propósito de ser una ayuda visual para transmitir o reforzar el contenido de la nota al lector y con fines informativos o culturales. Ninguna de las imágenes están destinadas a fines comerciales o de lucro, y las que resultaren propiedad de ACCIÓN 13 Noticias, se publican bajo la figura de Creative Commons, pudiendo ser distribuidas en forma totalmente gratuita y libre pero indicando su fuente. Si tiene alguna objeción o reclamo por la publicación de una imagen, por favor avísenos a accion13ong@gmail.com y esta será eliminada. Los editoriales y blogs publicados son responsabilidad exclusiva de sus autores y no reflejan necesariamente la forma de pensar de ACCIÓN 13 Noticias o de la Fundación ACCIÓN 13. La publicidad contenida en este sitio sirve para financiar la misma página por cuanto ACCIÓN 13 Noticias, es propiedad de la Fundación para el Desarrollo Comunitario ACCIÓN 13, una entidad Sin Ánimo de Lucro, y en cumplimiento de la Constitución y las leyes de Colombia, así como de sus propios estatutos, no puede repartir “ganancias” o “excedentes” si los hubiere dado que estos deben ser reinvertidos en la propia Institución. Pagamos impuestos en la República de Colombia, lo cual incluye IVA, Impuesto de industria y comercio ICA, y Retención en la Fuente.

Palabras clave: новости, News, Noticias

Para regresar haga click en este link:


FUNDACIÓN PARA EL DESARROLLO COMUNITARIO
ACCIÓN 13


NIT.830.048.747-1, Registro Cámara de Comercio de Bogotá S0008542. Dirección: Carrera 27 A # 53 - 06 Oficina 403, Edificio Orbicentro No. 1, barrio Galerías, Localidad 13 de Teusaquillo. Teléfonos: 57 + 1+ 7495316 – 57+ 1 + 5405643, Código Postal: 111311 - Bogotá D.C., Colombia, Sur América.
E-Mail. accion13ong@gmail.com

Nos sorprendemos contigo, Nos alegramos contigo, Nos preocupamos contigo, Nos entristecemos contigo, Nos enojamos por las mismas cosas que tú, Protestamos, denunciamos, cantamos, reímos o somos curiosos igual que tú, ACCIÓN 13 Noticias…estamos ahí contigo Las noticias contadas desde otro punto de vista